• La calle del Carral, actual rúa do Cristo

    29 septiembre 2013 • Blog

    Calle del Carral y Puerta de Paio Fermoso. Foto de principios del siglo XX, de Martínez Santiso. Archivo del autor.En aras de profundizar y dar a conocer los nombres antiguos y genuinos del callejero de la ciudad de Betanzos, cuyo tratamiento se ha visto limitado a consultas que abarcan desde el Catastro de Ensenada (1752) y algunos padrones del siglo XIX (todos ellos de caprichosa terminología de localización geográfica, más que de nomenclátor propiamente dicho) amén de otros cambios efectuados a lo largo del siglo XX hasta nuestros días, sin mediar una seria, intensa y paciente investigación, y con el fin de que se puedan corregir en un futuro las deficiencias que se observan “…con resultados aceptables en determinadas áreas del casco histórico, si bien mediatizada por intereses particulares propiciados por algunos grupos municipales, en un reparto poco menos que proporcional de nominaciones para áreas fáciles de distinguir por el color de su bautizo…” (en nuestra obra Morfología Urbana de Betanzos de los Caballeros -Extramuros- Aproximación documental. Capítulo III. Estado de Situación. Año 1996. Entregada para su edición en la Diputación Provincial en dicho año y en 2008, y casualmente extraviada en ambas ocasiones), volvemos a la palestra para ahondar e introducirles en el nomenclátor más remoto que hemos podido localizar, mediante la utilización de fuentes diplomáticas de absoluta solvencia y carente de la credulidad observada hasta el presente.

    Extraídos de la obra antecedente, hemos publicado dos de sus capítulos en los que puede comprobarse aquella perentoria necesidad de investigación, como “La Calle de las Monjas y el Muelle del Puente Viejo” aparecido en el programa oficial de festejos de 1996 (datos de la antigua calle del Hospital, calle de Casas Viejas etc.), y El Campo de la Feria o Plaza del Campo en el de 2004. Entre otros trabajos sobre esta materia han visto la luz La Muralla, la Puerta Real y la Calle de la Plaza Mayor, edición propia, del 12 de agosto de 1994 (en el que presentamos la fisonomía inédita de la antigua Puerta de la Villa); también El ensanche de la calle del Canto en 1546(Betanzos e a súa Comarca del 1 de enero de 2005, pág.,30), y el Crucero de la Marina en nuestro blog del 3 de enero de 2001 (Calle de Abajo de la Pescadería, Plazuela de Gil o de los Carros, Plaza de la Marina o del Cristo), amén de numerosas citas repartidas en libros y artículos de nuestra autoría.

    A continuación vamos a referirnos a la antigua calle del Carral (modernamente 3ª travesia de los Clérigos y 3ª travesía de Santa María), actual rúa do Cristo, una de las que padeció el infortunio de no haber sido investigada con anterioridad. También se llamaba la “Calle que sube del Payo Fermosso”, más de situación de lugar que otra cosa, según figura en el “A Ruamento” realizado tras el incendio de 1616, es decir la calle que desde la Puerta de la Pescadería, de Payo Fermoso, de la Ribera o del Cristo de la Ribera sube hacia la calle de Santa María (véase nuestro trabajo La Puerta del Cristo de la Ribera, en el programa oficial de festejos de 1983).

    A principios de este siglo XVII, la cofradía de los Clérigos otorgaba una escritura de censo a favor de Domingo Carral, de 78 reales y 18 maravedís, suscrita por sus vicarios los bachilleres Vicente López y Juan Fernández Pereira (este último fundador de la Cátedra de Latinidad y fallecido en la noche del 1 al 2 de diciembre de 1620), con la fianza de entre otros bienes “…la Cassa que al presente bibo en la Calle que baxa açia Nuestra Señora del azougue desta Ciudad para el payo fermoso…”, y censo que hasta 1630 sería satisfecho por su hijo y heredero Pedro de Carral, de cuyo apellido,suponemos, recibiría bautizo esta calle (Archivo del Reino de Galicia, legajo 1.708-64), en razón a la propensa costumbre, propia del Antiguo Régimen, de titular ciertas calles con el patronímico de algún caracterizado vecino.

    El 8 de Mayo de 1639, María de Pedroso viuda de Juan Pérez Baçelo, manifestaba que:

    “…del dho mi marido a fincado una placilla de Casa en la Calle de Carral abaxo de la iglesia de Santa María que adquerimos yo y el dho mi marido…que vende por extrema necesidad della y de sus dos hijas Maria e Isabela…por no tener pusibilidad para llebantarla…”.

    Y añadía que estaba situada “…En la Calle de Carral que baxa de acia Nuestra Señora del Acougue para el Payo fermoso…” (Archivo Notarial Coruña, protocolo 315, folio 94, del escribano Domingo de Cernadas, del número de Betanzos).

    Se concretaría esta ubicación en otra venta efectuada por la misma María de Pedroso, viuda de su segundo marido Juan Pérez Busto, a Rodrigo Fandiño el 5 de noviembre de 1644, por ante el escribano Pedro de Cernadas, consistente en:

    “…Una plaza de cassa calva que tiene y esta sita en la calle de Carral al bajar de Santa Maria do Acougue a la puerta de la pescaderia a la mano derecha que sale con su delantera a la calle y ace una buelta por tras de la cassa del dicho Rodrigo Fandiño que confina con ella y con la trasera de la cassa de Maria de Miranda que la otra placa que sale a calle topa por la parte del bendaval en casa de dicho Rodrigo Fandiño ques la referida y por la del Nordes en cassa de Juan Cortes molinero vecino de Tiobre ques conocida propia segun la trasera de dicha plaça, ques la que ace una buelta para la trasera de la dicha casa de dicho Rodrigo Fandiño, y confina con la trasera de la de la dicha Maria de Miranda la conpro la dicha Maria de Pedroso y su marido a Pedro de Grandal que la traya en foro de Bastian Ladron  difuntos quel mismo tanbien le bendio el derecho de dicho foro. Y la placa que sale derecho a la calle la compraron ansimismo a Antonio Fernandez platero difunto, cuyas hescripturas se obligo a entregar a dicho Rodrigo Fandiño…” (Ibídem.Protocolo 358, folio 70).

    Y propiedad que vendía por diecinueve ducados de a once reales cada uno.

    El 13 de diciembre de 1714, el capitán don José Manuel Fernández de Puzo, le aforaba al carpintero Pedro de Castro Alen y a Francisca Flores su mujer, por ante el escribano Bernardo López de Ocampo, de Betanzos:

    “…Una casa con su alto Armazon paredes terreno madera texa clavazon entradas y salidas…Sita en la calle que llaman del Carral qe baja al Payo Fermoso desde las escaleras qe salen del salido qe tiene la yglesia de ssta Maria del asougue a sus espaldas, Cuia Casa se alla con el primer trepadizo y les falta el del faiado y algunos reparos en dho primer trepadizo y testa por avajo en cassa de Antonio Sanjurjo y sus yjos Vzº desta ciud y para riba en cassa de gregorio Cortes Sanjurjo vezino de Souto y por la delantera aze frente a dha Calle del Carral y casa del preste (presente) scrivano…” (Archivo del Reino de Galicia. Legajo 18.044-1, 2ª pieza, folio 44).

    En el siguiente siglo se mantenía con la misma denominación, según figura en la escritura elevada a pública por ante el escribano Juan Gabriel de Rilo, en Betanzos el 9 de mayo de 1803. Por este documento doña Josefa de Mon y Romero, casada con Andrés Sánchez,al servicio de Su Majestad en la Real Armada sin saberse de su paradero, subforaba una casa heredada de sus tíos don Juan de Castro Romero y doña Manuela Rajoy, su mujer, a don José Javier Troncoso y Lira, dependiente de Rentas Reales, en cuantía de 4.400 reales:

    “…en que bibieron y murieron sita en la Calle del Carral della compuesta de bajo y alto, y en el desban cocina propia y Confinte (confinante) por el Nordeste en Casas de Dn Sebastian Asorey terçianista mayor de la Renta del Tavaco (abuelo de don Antolín Faraldo Asorey)…al Levante y su trasera en otra de Juan Alonso Antonio Blanco como marido de su muger, por el Bendabal en otra de Jph. SSez. (José Sánchez) y hace frente a la referida Calle que baja a la puerta de la Ciudad nombrada de la pescaderia…” (Archivo Notarial Coruña. Protocolo 2.507, folio 78).

    El 24 de noviembre de 1810, Dominga Sánchez Balladares era mejorada por sus abuelos con “…una Casa sita en la Calle de los Clerigos y por otro nombre del Carral de esta dicha Ciudad” (Ibídem. Protocolo 2.786, sin foliar, del escribano Juan de Lamas y Andrade, del número de Betanzos), y escritura en la que consta con la otra denominación de calle de los Clérigos (Tercera travesía o venela de los Clérigos).

    Al año siguiente, el 10 de Noviembre de 1811, don José Agustín García, Procurador de Causas del Corregimiento, hacía dejación del foro que en 1805 le había otorgado don Juan Antonio Alonso y Blanco, de una casa pensional de doña Manuela Sequeiros de Puzo, viuda de don Antonio Araújo Varela Bermúdez de Castro (sin sucesión, le heredaría su sobrino el Mariscal de Campo y trilaureado don Joaquin de Ponte Araújo y Varela), por no precisarla, compuesta de:

    “…sus dos altos y bajo, bodega, caballeriza y mas de que se compone, sita en la Calle del Carral, que baja al Paio formoso de la ribera de ella, confinante al Norte en casa de Josefa Mon y Romero, al vendaval en otra que habita Tomas Paz, al Poniente hace espalda con otra de dicho Don Juan Antonio y al Levante con dicha Calle…” (Ibídem.Protocolo 3.441, folio 140, del escribano Feliciano Vicente Faraldo, del número y ayuntamiento de Betanzos, padre de don Antolín Faraldo Asorey).

    Testimonios que presentamos como ejemplo, para demostrar la permanencia de la titularidad de la calle del Carral durante varios siglos, y que entendemos debería recuperarse en nuestro callejero.