• Fundación de la capilla del Rosario en la iglesia matriz de Betanzos (I)

    4 febrero 2022 • Blog

    Por el testamento con que falleció el ilustre hijo de Betanzos don Felipe Pardo de Andrade, otorgado el 10 de noviembre de 1662 por ante Domingo de Amenedo, escribano de número y ayuntamiento de la misma, entre otras mandas o disposiciones instituye una Capilla en la iglesia de Santiago, matriz de esta ciudad, advocación de la Virgen del Rosario, y fundación que tardaría más de un siglo en llevarse a la práctica por motivos que trataremos seguidamente.

    La desaparecida casa de los Pardo de Andrade, en el número 2 de la calle de Roldán de Betanzos.

    Era hijo del escribano y regidor de Betanzos don Pedro Sánchez Pardo de Andrade y de doña María Oanes Rebellón, cuyos esponsales formalizaron el 20 de julio de 1605, hija del escribano don Fernando Pita y de doña Inés López de Ventosa, y nieta por parte materna del escribano y regidor don Sebastián de Paderne, quien testó en 1609 (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 197, del escribano Juan Rodríguez Fernández, del número de Betanzos), casado en primeras nupcias con doña Margarita Ponte de Parga y en segundas con doña Constanza Suárez Rebellón. Don Pedro y doña María procrearon además a don Francisco Pardo de Andrade; a don Pedro Pardo Oanes, también conocido como don Pedro Pardo y Andrade, doctor canónigo de la catedral de Santiago; don Sebastián Pardo Rebellón que casó con doña María Bermúdez de Bentosa, y quienes tuvieron a doña Francisca Pardo de Andrade, que casó con don Martín Sánchez Marcote, sin sucesión; doña Juana que casó en primeras nupcias con el Capitán don Diego Sánchez de Parga, y en segundas con don Roque Reimondez Figueroa  Sevil y Maldonado; doña Teresa Pardo de Andrade, casada en primeras nupcias con el boticario don Fernando de Cerdido, y en segundas con don Antonio Maseda Trabada, viudo de doña Jacinta Rodríguez de la Torre, con sucesión; doña Elvira Sánchez Pardo que casó con el Capitán Juan Tenreiro Montenegro, de la Casa de Bañobre, con sucesión, y a doña María Oanes, fallecida soltera. El Capitán Juan Tenreiro y doña Elvira fueron padres de doña Lucía Pardo; doña Ana Pardo de Montenegro, casada con don Fabián Ordoñez el 1º de noviembre de 1672 en la iglesia de Santa María del Azogue de Betanzos, y de doña María Pardo, monja de la Concepción de franciscanas de Mondoñedo.

    Los sobredichos doña Teresa Pardo y don Antonio Maseda, contrajeron matrimonio el 5 de marzo de 1656 (Archivo Diocesano de Santiago. Casados de la parroquia de Santiago de Betanzos L.S. 16, folio 108), y ella sería la sucesora de la fortuna, vínculos y mayorazgos de su hermano don Felipe fallecido sin sucesión directa, y tuvieron por hijos a don Miguel Maseda Pardo de Andrade, que casó con su prima doña doña Bernardina Pardo de Cela y Andrade; don Francisco Maseda Pardo de Andrade, y a doña Susana Maseda y Andrade que casó con el regidor don Andrés Marcote y Andrade, quienes tuvieron a doña Teresa María Lorenza Pardo de Andrade. El señalado primogénito don Miguel, sería el sucesor de los vínculos y mayorazgos de su madre, y tuvo con doña Bernardina a doña Juana María Pardo Maseda y Andrade que casó con don Baltasar Sarmiento de Sotomayor, quienes procrearon a doña María Josefa Sarmiento y Maseda Pardo que se unió en matrimonio con don Juan José Acevedo y Tovar, regidor de Betanzos, y cumplidora de las fundaciones de don Felipe Pardo de Andrade, hermano de su bisabuela doña Teresa. Estos últimos doña María Josefa y don Juan José, procrearon a don Francisco de Paula Acevedo y Sarmiento, regidor perpetuo de la ciudad de Betanzos, dueño de la Casa y Pazo del lugar de Outeiro en Piadela, que casó con doña Rosa Teresa Vivero y Sarmiento (o Vivero y Pardo).

    En ejercicio de su oficio como Capitán don Felipe Pardo de Andrade se traslada al Virreinato del Perú, en donde reside buena parte de su vida y tierras en las que consta se encontraba en 1641. El 27 de julio de 1642 se instruye expediente de Información de Nobleza …»con el sello de las armas de dicha ciudad…»  por ante el escribano Pedro de Cernadas, del número de Betanzos,  Llegó a ser maestre de Campo y corregidor de la villa de Camaná, en el distrito de Arequipa. Entre los documentos que se conservaban tras su regreso a Betanzos, figuran:

    «… Un despacho expedido segun parece por el Gobernador Don Luis Sotomayor Pimentel Cavallero de la Orden de Santiago, cometido la execusión de el a Don Phelipe Pardo de Andrade para la rredución de los yndios que expresa su fecha en la ciudad de Potosí a treinta de Marco de mil seiscientos y cincuenta y uno, firmado segun parece del dicho Don Luis y refrendado de Diego Garcia de Leon en una oja…

    Un testimonio que parece dio Diego Diez Quebrado escribano del numero de la ciudad de Arequipa quentas y residencias de los Corregimientos del destrito de la rreal caja della que se avia tomado al maestre de canpo Don Phelipe Pardo de Andrade Corregidor de la villa de Camaña, por donde consta averle declarado por buen Juez ynserto en el la sentencia su fecha de signatura del dicho testimonio de doce de agosto de mil seiscientos y cinquenta y cinco signado y firmado del sobredicho con su conprobacion en dos ojas…

    Un despacho expedido por Don Juan de Biedama (Biedma) y Carvajal Corregidor y Capitan a Guerra de las Quatro Villas de la costa de la mar, por donde dio lizencia a Fernando Ruys arriero ordinario de aquella villa para que pueda llevar dos Cargas de Plata en varras desde dicha villa a la de Madrid con un cajón de plata labrada que todo era del capitan Don Felipe Pardo de Andrade, que beniera embarcado en el galeón nonbrado San Francisco su fecha de diez de Mayo de mil seiscientos y cinquenta y nueve en una oja…» (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 807, folios 107, 109 vº, del escribano Juan Sánchez Roel, del número y Ayuntamiento de Betanzos).

    Según se hace patente por la documentación antecedente permaneció en el Nuevo Mundo durante más de veinte años, y participó en las reducciones o procesos de concentración demográfica de los indígenas en asentamientos iniciados en 1532, conocidos como pueblos de indios, y continuados por el Virrey Francisco de Toledo a partir de 1571. Consta asimismo su nombramiento de maestre de Campo por el Virrey del Perú y su nombramiento de corregidor de la villa de Camaná, según va dicho, e igualmente el envío a su tierra natal de una importante remesa de plata Blanca en masa con anterioridad a su regreso.

    No pudo firmar sus últimas voluntades » … por estar tullido de las manos…», entre sus mandas deja cumplidora de sus fundaciones y heredera  a su hermana doña Teresa; falleció en Betanzos el 21 de febrero de 1663 (Archivo Diocesano de Santiago, libro 1º de difuntos de la iglesia de Santiago de Betanzos 1612-1679, folio 180 vº), partida en la que se dice que fue enterrado en la Capilla Mayor junto al licenciado Sosa, mientras tanto no se disponga de lugar apropósito en la capilla que ordenó construir.

    (Continuará)