• El primer pendón del gremio de los labradores (I)

    Publicado en Betanzos e a súa Comarca el 01/04/2005. Página 20.

    El escudo con las Armas Reales y la imagen de San Antonio Abad, que presidían el antiguo retablo de la Cofradía de Labradores y que figuraban en el pendón de esta asociación gremial (Iglesia de Santiago, s. XVII)Hasta mediados del siglo XVII, el gremio de los labradores de Betanzos, instituido en la iglesia de Santiago bajo la advocación de San Antonio Abad, utilizaba por insignia en sus apariciones públicas, como procesiones y desfiles cívicos, un estandarte en el que figuraban dos tarjetas o medallones sobrepuestos, uno con la representación del patrono de la cofradía y el otro con las Armas Reales y las de la ciudad.

    En esta asociación de elementos se exhiben los acontecimientos esenciales de la hermandad. Presentaba al frente un escudo partido, en el que campeaban a la diestra las Armas Reales y a la siniestra las de la ciudad, símbolo de la gloria y de la honra obtenidos en la defensa del Reino, y ostentación de atributos debidos a privilegios y franquicias concedidos por La Corona. El escudo del reverso estaba destinado para la efigie del Santo, símbolo de la imagen de San Antonio Abad, de especial devoción como patrono protector de la cofradía gremial.

    El 6 de junio de 1655, Pedro Amado y Pedro de Sarrio, mayordomos de la cofradía, auxiliados por Alonso García y Andrés González, labradores comisionados por el cabildo de la misma, le encargan a Domingo Baqueiro “pintor y bordador de sseda” asimismo vecino de Betanzos, la confección de un pendón para “que ssirba en ella y en todos sus actos”, mediante escritura pública redactada como sigue:

    “y dixeron que por quanto la dicha cofradía, mayordomos y cofrades avían tratado para su aumento y utilidad y de sserles conbeniente el açer y tener un pendon como lo tienen las demás cofradías de boto desta dicha çiudad, que ssirba en ella y en todos sus actos y aviendosse axustado anssi y conprado la tela para él y la tenían y esta pronta en esta dicha ciudad y para que sse obsserve y conponga de lo neçesario y tenga las tarxetas y armas que la dicha cofradía acostunbra tener, como sson la figura del sseñor San Antón abad y lo mismo las Harmas Reales de Su majestad y de ssus Reynos enteramente y lo mismo las desta çiudad en la forma que las tiene el estandarte de dicha cofradía que ssirbe todos los años y día de Corpus dellos y octabario, y para que sse obsserbe y tenga las [roto, dos?] tarxetas en la manera referida… sse conciertan e igualan en que el dicho Domingo Baqueiro aya de açer y dar echas a los dichos mayordomos dos tarxetas que ssirvan en el dicho pendón cada una de ssu lado y quales tanto una como otra, que ande sser; de largor y anchor; iguales a las que tiene tiene el pendón de nuestra sseñora del rrossario desta ciudad, sin que tengan más mayoría ni sser más pequeñas ssino de la misma forma y de la misma echura, y la una de dichas tarxetas a de tener Una ymaxen a semexanca de la del dicho señor San Antonio Abad por un lado ssin que en ella tenga otra cossa ninguna, y la otra que a de sservir para la otra parte de afuera en la misma conformidad y dentro della en el gueco metidas las Armas Reales de Su majestad con su tusson [léase Toisón] que an de sser todas las de sus Reynos y sseñorío a ssemexança de las que tiene el estandarte de dicha Cofradía y a la parte y lado esquierdo Las Armas desta ciudad que sson una Torre, con ssus esquinas o Redonda ssobre una puente y ondas de Río avaxo della y sseis castros de cada lado tres, con declaración que las dichas tarxetas an de sser de Razo [léase raso] dorado, y los Roleos acules u blancos como lucieren mexor y dentro del mismo escudo las dichas Armas, las quales y todas las dichas obras a de dar puestas y echas a toda costa y… ayan de pagar.. sseisçientos y treinta Reales de vellón por raçon de todo lo necesario y travaxo, y las a de dar echas y conpuestas para que se peguen y encaxen en dicho pendon para primero día del mes de agosto deste presente año y entregarlas y pegarlas en él para que sirvan como ba referido y aceptando todas partes lo susodicho… hestando presentes por testigos Domingo de Cartemill labrador y Antonio da Riva y Antonio de Valino y el capitan Lorenço de Ponte Freire y Andrade y Pedro de Montaos, todos beçinos desta ciudad e yo escribano doy fee conosco a los otorgantes. [Firmado] Domingo Baqueyro [Rúbrica]. Como testigo [Firmado] Pedro de Montaos [Rúbrica]. Pasó ante mi. [Firmado] Domingo Diaz [Rúbrica].” (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 304. Folio 123, del escribano Domingo Diaz Hermida, del número de Betanzos).

    El pago sería efectuado en dos entregas, trescientos reales en el acto de la firma del contrato, y los restantes el primero de Agosto “día de la entrega de dichas tarxetas y estando pegadas en dicho pendon”.

    Este importante documento, además de fijar la época de la enseña del gremio de labradores, proporciona una descripción de las Armas de la ciudad de especial interés, debido a la interpretación de las figuras heráldicas, más ajustada a la realidad que las efectuadas por reconocidos autores contemporáneos, como es el caso de Jerónimo del Hoyo y Rodrigo Méndez Silva. Estamos por tanto ante una relación excepcional, demostrativa del elevado nivel de conocimiento que, sobre el blasón municipal, observaban las clases populares del momento, y en concreto el honorable gremio de labradores.

    Con la supresión de las agrupaciones gremiales a mediados del siglo XIX, en el marco de las medidas desamortizadoras, las insignias y enseres utilizados en la representación de la Danza de los Labradores serían custodiados por su guía, simulado sucesor del mayordomo, hasta parar en la familia Regueiro, en cuyo poder se conserva una mala réplica decimonónica del antiguo pendón en cuyo escudo tan sólo se presentan las Armas Reales, puesto que el original habría de perderse por la voraz acción de la polilla.