• Betanzos: la antigua Calle de la Pastelería

    13 junio 2015 • Blog

    La calle de la Pastelería.También sería conocida como Traviesa para la puente Bieja (1616), y también como 3ª Travesía de la Rúa Traviesa (1888) o 3ª Travesía de José Antonio Primo de Rivera (1939). Se encuentra situada al Norte de la ciudad en el Barrio de San Francisco, y comunica la antigua Rúa Traviesa (1200) con la Calle de Sobre la Muralla, actual Rúa da Cerca, en el adarve, que le proporciona salida del recinto por las puertas medievales de La Pescadería o de Pay Fermoso y del Puente Viejo.

    Debe su nombre a la instalación en su ámbito de un taller de pastelería, que motivaría a la vecindad en razón a la peculiaridad de su función y que se mantendría para el futuro por mor del uso y costumbre continuado, aún después de haber desaparecido de esta travesía tan apetitosa como golosa industria artesana.

    El 7 de agosto de 1605, el cantero Jacome de Castrelo, le arrendaba al capitán y regidor Gómez de Bamonde la bodega terrena de su casa y el horno anexo por espacio de un año y en precio de cinco ducados:

    “…con su bastardillo… y ansimisº le arrendo y dio en el dho arrendamiº el terretorio en questa el horno y le a de qedar al dho jacome de castrelo de la dha bodega dende el marco questa junto y en medio de la puerta adentro a la viga questa junto al horno y al poste junto a la biga questa cave del horno lo qual el dho Regidor aRienda para q Vertolame Rº (Rodriguez) pastelero biba en ella y cueça en el horno y el dho Jacome de castrelo no le a de quitar ny enpedir que la biba e cueça en el dho horno y le a de dar la piedra Necesª para el rreparo del dho horno y se obligo de no se lo quitar el dho Jacome de castrelo por mas ni por menos ni por decir que lo quiere para si ni por otra causa ni Raçon alguna… y el dho rregidor se obligo de le pagar el dho arriendo de llano y de contado…estando presentes por tsº antº Rº da Rochela y domingo de neira criado de antº vasques e francisco salgado criado del dho Regidor e yo scrvnº doi fee conosco a los otorgantes.[Firmado] Gomez de baamonde. Como tº Antonio da Rochela [Rúbricas]. Paso ante mi. [Firmado] Juan Perez Alvarez [Rúbrica]”. (Archivo Notarial de La Coruña. Legajo 20, folio 208, del escribano Juan Pérez Álvarez, del número de Betanzos).

    Habitaba en esta calle el sombrerero Antonio Díaz, quien el 9 de abril de 1663, le arrendaba al regidor don Alonso Ares de Guntin y Parga la casa de su domicilio por dos años y en precio de diez ducados cada año:

    “…Una casa que tiene y esta sita en ella en que bibio por arriendo Antonio Sanjurjo scrivano y confina con casa en que bibe Fernando Martinez de billoças y por otra parte en casa de Clara de Lago viuda, segun que la casa que ansi arrienda al presente la bibe dicho Antonio Diaz y esta sobre la calle que llaman de sobre el alfoli…” (Ibídem. Protocolo 439, folio 65, del escribano Francisco Fernández de Neira, del número de Betanzos).

    La mencionada doña Clara de Lago y Seijas era hija de Diego Danido de Lago, casó en primeras nupcias con don Marcos de Andrade, con quien tuvo a don Juan de Andrade y al licenciado don Antonio de Andrade. En segundas nupcias se unió en matrimonio con el mercader don Domingo de Herce, con quien tuvo a don Francisco de Herce y Seijas, capitán que casó con doña Antonia Conde Sotomayor, de quienes fue hija doña María de Sotomayor que casó con don Benito Sánchez de la Torre, regidor de Betanzos. Doña Clara y su primer marido le compraron a su padre la torre y cortiña de Nuno, en la feligresía de Santa María de Miño, en la que era propietaria privativa de la heredad del Rabazal y del monte de la Barrosa; falleció en Betanzos el 7 de febrero de 1668 y fue sepultada en la iglesia de San Francisco en el mismo enterramiento donde lo estaban sus respectivos maridos.

    El 18 de agosto de 1678, el capitán don Julián Díaz de Aguiar, conocido por don Julián de Aguiar, le arrienda a don Antonio de León, asimismo vecino de Betanzos:

    “… la tercia parte enteramente de la casa en que dho Don Antonio bive sita en esta Ciudad y Calle de la pasteleria della, que confina por una parte con casa de Don Fernando Martinez y por otra en casa de Pedro Cacheyro y sus herederos que sale con el frenteespicio a la Muralla de sobre la calle de avajo de la pesquederia segun y de la manera que le fue bendida y rematada entre otros vienes fincables de Don Gregorio de Puços…”. (Ibídem. Protocolo 425, folio 50, del escribano Andrés Prego de Parga, del número de Betanzos).

    La anterior descripción adolece de interpolación, puesto que la Muralla de la ciudad situada enfrente tenía sus cimientos en la calle del Alfolí, y que efectivamente conducía a la Pescadería situada a unos cien metros de distancia aproximadamente.

    En la casa colindante de don Fernando Martinez Villozás, habitaba en 1710 su nieto el regidor don Carlos Francisco Martinez Villozás y Figueroa, con la siguiente descripción:

    “…la cassa de sobre la muralla en que actualmte bibe dho Dn Carlos Martinez que aze frente por la parte del Nordes en la muralla desta dha Ciud y pr la del Solano a la calle de la pasteleria que baja desde la Rua Trabiesa a dha muralla y pr la del Travesio testa en casa de la misma erencia fincable del Rexr Dn Fernando Martinez y Dª Mariana Reimondez de Figueroa su mujer, Padres de dho Dn Francisco y abuelos de dho Dn Jacinto y Dn Carlos la qual dha casa adquirio dho Dn Francisco martinez de los erederos de Dª Maria y Dª Antonia Reimondez…” (Archivo del Reino de Galicia. Real Audiencia. Legajo 22.210-21).

    Esta claro que este palacete había sido de los Vilouzás, constructores de la fortaleza y Torre de su nombre en la croa del Castro de Untia, al igual que promotores de la edificación de las murallas de la ciudad,  y más tarde de los Reimondez Figueroa, familia de la consorte de don Fernando Martinez Villozás, dueño de la Casa da Xerpe en San Martín de Tiobre, que era hijo de don Fernando Martinez de Villozás y de doña Ana Díaz de Aguiar, hija de don Diego Reymondez de Figueroa y de doña Juana Díaz de Aguiar. El segundo don Fernando casó con doña Mariana Reymondez de Figueroa, según va dicho, hija de don Francisco Ares de Guntin y de doña Isabel Reymondez de Figueroa, quienes procrearon a don Francisco Martinez de Villozás, Regidor de Betanzos, que casó don doña María Bentura de Parga Muiño Carballido, hija del médico don Jacinto de Muiño. Don Francisco y doña María tuvieron numerosa descendencia, su primogénito fue don Carlos Francisco Martinez Villozás, regidor de Betanzos, que casó con doña Rosa María Fernández de Puzo y Cadórniga; don Jacinto Ignacio Martinez Villozás y Figueroa, militar con destino en el Regimiento de Segovia; doña Mariana y doña Francisca, monjas franciscanas en Alba de Tormes, doña Josefa monja en las Bárbaras de La Coruña; doña Mariana Clara que tuvo ocho hijos con su marido don José Manuel de Puzo y Aguiar; doña Juana; don Francisco y doña María Ventura.

    Los mencionados don Carlos Francisco y doña Rosa María, fueron padres de doña María Ventura Martinez Villozás, que casó con don Juan Varela de Ulloa, del pazo de Corbelle, quienes procrearon a doña María Antonia Varela de Ulloa que casó con don Ramón Benito Pardiñas Villardefrancos, padres de don José Rafael Pariñas Villardefrancos y Varela, nacido en la casa citada, que lindaba con la Calle de Sobre la Muralla, actual nº 25-27, el 23 de octubre de 1768 y bautizado dos días después en la parroquial de Santa María del Azogue, padre del General don Ramón Pardiñas Villardefrancos, fallecido heroicamente el 1º de octubre de 1838 en la batalla de Maella, y que daría nombre a la calle donde habitaban sus progenitores, conocida como Casa de sobre la cerca y muralla, en la desafortunada modificación del callejero de 1888.

    A la hora de formalizar un censo de la Obra Pía fundada por doña Juana Díaz de Lemos para dotar doncellas huérfanas, don Juan Gabriel de Rilo y doña María Francisca Mariño, su mujer, situaban como aval:

    “…la Casa en que en esta Ciudad avitan en la Calle de Sre. la muralla ala que hace frente y al norte hace costado con Calleja que sube a la Rua Traviesa, al Poniente testa con otra de Antonio Noguerol, y al Levte de Dn. José Quiroga y Juan Lopez Carro, foral de los herederos de Dn. Lorenzo Gutierrez con pension al año de cinquenta Rs. vellon…” (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 2.797, folio 133, del escribano don Benito Manuel García Pérez, del número y ayuntamiento de Betanzos).

    El inmueble hipotecado lo habían adquirido durante su matrimonio, y según señala el documento antecedente testaba con la casa y granera de don José Quiroga y Quindós que a su vez lindaba con la de doña María Antonia Varela de Ulloa, y casa que tendría que reconstruir en 1811 para poder “…abitarla y recomponerla de lo mucho que esta destrozada con motibo de la invasion de las tropas francesas en este pueblo…” (véase nota 325 de nuestra obra la Ocupación de Betanzos y su Tierra por los Franceses en 1809, editada por el Excmo. Ayuntamiento de Betanzos en 2013).

    El 9 de septiembre de 1820, se le adjudicaba en venta judicial al comerciante don Juan Alfonso por 2.860 reales de vellón, la casa de Juan Folla y doña Margarita Refojo, en razón a una deuda impagada:

    “…sita en la Calle de Azebedo que antes llamaban Ruatrabiesa Compuesta de su alto, bajo y otras oficinas, Confinante por el Bendabal con dicha Calle, Lebante en la de la Pasteleria, Poniente en Casa de Dn Benito Martin Lobo, y al Norte en otra de Dn Jacobo Guerra…”(Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 3.420, folio 107, del escribano José Victorio Peña, del número de Betanzos).

    Tras la toma de posesión del Ayuntamiento Constitucional, el 24 de abril de 1820, se cambió en nombre a varias calles y entre ellas a la Rúa Traviesa que pasó a titularse Calle de Acebedo, como señala el documento antecedente. La casa subastada era pensional “de los curas de Santa María de Figueredo” y heredada por doña Margarita de su padre don Antonio Micael Refojo y parte de ella había sido adquirida por su marido Juan Folla.

    Puerta medieval aparecida al edificarse la casa nº 3 de la calle de la Pastelería.Siendo alcalde el capitán don Francisco Vázquez Carril, el celador del Barrio de San Francisco Ángel Ramos y Casal, el 29 de marzo de 1859 daba parte al ayuntamiento de conforme la casa nº 31 de la Calle de la Ruatraviesa, propiedad de don Andrés Dans Varela “…que por la parte de lebante ace esquina con la dela pastaleria se alla en un estado completo de ruina y espuesta acer desgracias…”, y casa de José Vilachá, que se ordena desalojar hasta que no se proceda a su recomposición, y edificio en el que estuvo instalada en nuestros días la imprenta del Sr. Sanmartin. Al edificarse la casa inmediata, número 3, hace unos veinte años, se descubrió una puerta de granito medieval, un acceso antiguo a la Casa de los Vilouzás y su patio interior, al que nos hemos referido al tratar sobre la Calle del Oro, su paralela.

    A mediados del siglo XIX se contaban cuatro edificios en esta calle. En el nº 1 habitaba el zapatero Diego Sabin con su mujer Inés do Teijo, y su hijo José de diez años de edad, el nº 2 era domicilio de don Celestino Seoane y su mujer María Borlas, y sus hijos Gregorio y Ramona de uno y doce años respectivamente; el nº 3 estaba vacío y en el nº 4, moraban el herrero Juan Fandiño y su mujer María Vázquez de veinticuatro y veinticinco años.

    Esta calle sería pavimentada por acuerdo del ayuntamiento del 2 de junio de 1941; la ejecución le sería adjudicada a don Gonzalo González González en la sesión municipal del 2 de junio de 1942, y en la que se aprueba la imposición de contribuciones especiales a sus vecinos, publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia nº 270, sin haberse producido ninguna reclamación según consta en la sesión del 31 de diciembre de 1942.

    El benefactor de la ciudad don Gonzalo González González había sido alcalde de la ciudad entre 1939 y 1940, y era propietario de la conocida ferretería “El Cubano”, que tenía su acceso por la Rúa Traviesa y con el lateral en la Calle de la Pastelería.