• Betanzos en el XXXIX Congreso de la RAECO

    31 octubre 2013 • Blog

    El cronista de Betanzos en su intervención. Foto: Antonio Ortega.Los pasados días 25, 26 y 27 del corriente mes de octubre, cumplimos treinta años de activa presencia en las Asambleas que anualmente convoca la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, con nuestra participación en el XXXIX Congreso Nacional, que tuvo por sede la ciudad extremeña de Cáceres.

    A las 19,30 horas del día 25, fue inaugurado con un solemne acto de apertura en el salón de sesiones de la Excma. Diputación Provincial, con sede en el  antiguo convento de los Jerónimos, por doña Elena Nevado del Campo, alcaldesa y senadora por Cáceres. Previamente su presidente don Laureano León Rodriguez había dado la bienvenida a los más de 120 participantes, entre los que nos encontrábamos setenta y un Cronistas Oficiales de toda España, acompañados de otros miembros de ambas corporaciones, y por autoridades autonómicas, civiles y militares.

    La conferencia inaugural estuvo a cargo de la doctora en Historia del Arte doña María Victoria Teomiro Rubio, de la Universidad de Extremadura, que versó sobre la conservación del Patrimonio Histórico-Artístico, recordando las diversas Cartas de Restauración como la de Atenas de 1931, la de Venecia de 1964 y de las sucesivas leyes de patrimonio. Haciendo asimismo  un llamamiento y animando a los Cronistas Oficiales de España para perseverar en su defensa, como especiales conocedores del patrimonio de sus respectivos pueblos y ciudades, para que se pronuncien mediante tareas de investigación y de participación en las fases previas de las actuaciones a realizar, y de ese modo contribuir a su preservación para las generaciones futuras.

    Durante el desarrollo del Congreso se debatieron 48 comunicaciones, la mayoría sobre la recuperación del Patrimonio Histório-Artístico de los pueblos y ciudades de España, tema específico de la convocatoria, entre otros de libre configuración, y sesiones de trabajo que tuvieron por sede el palacio del Mayoralgo. Allí presentamos, como cronista oficial de Betanzos de los Caballeros, Miño y Paderne, la comunicación El Pasatiempo: Una oportunidad perdida, con exposición de los avatares históricos padecidos por este monumental jardín, obra privada de don Juan María García Naveira, y la defensa que hemos efectuado de su conjunto antes y después de lograrse su incorporación al patrimonio municipal (como concejal del municipio, miembro de  ADELPHA, de Untia-Seminario de Estudios Mariñanes y como Cronista Oficial).

    Como no podía de ser de otra manera, hicimos hincapié en las pretensiones municipales para convertirlo en “residencial de El Pasatiempo”, con fines urbanísticos, mediante la obstrucción de las gestiones para su declaración como Jardín de Interés Nacional o conjunto Histórico Artístico, la destrucción de los elementos todavía existentes y en concreto obviando el resultado de la exploración efectuada el 11 de mayo de 1986 en el “Estanque de los Papas”, con la colaboración de los Scouts de Ferrol. En esta intervención que propiciamos, se pudo comprobar que era posible su recuperación, según el juicio y parecer de los expertos y técnicos en ella participantes, y que motivaron las gestiones del que esto escribe ante Caixa Galicia y el Club de Leones de La Coruña (mediante campaña Lions Clubs International), para obtener los medios con que sufragar el costo de la retirada de los escombros y  posterior restauración, según comunicamos al ayuntamiento en escritos del 17 de febrero de 1986 (registro de entrada 370) y del 19 de mayo del mismo año, entre otros. Todo ello en vano, y realizaciones que únicamente contaron con la insidia pública de las autoridades locales y autonómicas.

    El futuro le depararía al Estanque de los Papas su conversión en campo de fútbol por parte del ayuntamiento de Betanzos, y espacio único que debieron de seleccionar para solaz ejercicio y esparcimiento de los Papas, extra tiempo del horario oficial reservado para el balompié y con la garantía de su continuo pisoteo, sin considerar que para ello se contaba con otros terrenos y campo de deportes ¡Y se ufanan de  haber salvado y recuperado El Pasatiempo! Esperemos que en épocas de mayor cordura, se proceda a levantar el susodicho campo y que retornen al unísono los surtidores y los bustos de los Papas, como único remedio a la estulticia y abandono practicados.

    Muy pronto verán la luz las Actas de tan importante como trascendental congreso, en el que la RAECO aprobó adherirse a la petición de que el Puente Romano de Alcántara sea declarado Patrimonio de la Humanidad, con gran repercusión en la prensa regional, y que nos ha permitido plantear  tan deplorable como sugerente tema, en el marco incomparable y excepcional de esta capital extremeña, declarada Patrimonio de la Humanidad.

    Nuestra enhorabuena a los organizadores don Santos Benitez Floriano y don Fernando Jiménez Berrocal, cronistas de Cáceres, y a la Junta Rectora de la RAECO, por la precisión en todos los actos y por el éxito general alcanzado en tan magno Congreso.