• Reconstrucción e Inventario de la Cárcel Pública de Betanzos en el s.XVII

    20 noviembre 2012 • Blog

    Tras el pavoroso incendio padecido por la ciudad de Betanzos el 18 de septiembre de 1616, en el que quedó destruida la cárcel pública entre otros 262 edificios (Remitimos a nuestro trabajo Betanzos y La Coruña sufren sendos incendios en 1616), el ayuntamiento se dispuso a reconstruir los edificios públicos siniestrados. En el expediente de la Fuente de la Reina, cuya información era requerida en 1672, el testigo Alfonso de Pedrido declaraba entre otros extremos que :

    “… dice mas el testigo que sabe que la carcel de dicha ciudad dee Betanzos antes del referido incendio del año… dieciseis estaba de buena calidad, era muy larga… y en dicho incendio se quemo asimesmo y arruinó, con que al presente esta muy retirada atrás de dicha calle e incómoda para la habitación de presos, alcaide y capilla…”.

    El edificio de la cárcel, actual nº 7 de la Calle de la Plaza, con unas dimensiones de “doce varas de frente, y una y media de fondo” había quedado totalmente desmantelado, por cuya razón se fijaron las cédulas para que los maestros y oficiales se presentaran a la subasta de las obras, que serían rematadas al carpintero Juan Varela, vecino de Betanzos. Como el trabajo a realizar superase su capacidad, formalizaría contrato de compañía en San Martin de Brabío, el 9 de abril de 1619, por ante el escribano Pedro Fernández Carreira, en los siguientes términos:

    “…dixo que la obra de la Carcel publica desta ciudad de Carpinteria se le abia rrematado en mill y setecientos rreales y por ser la obra mucha y el solo no podia conplir con el tenor de la hescritura que en rrason dello abia hecho y para conplir… esaparcava e esaparcó la dicha obra a Juan de rrobinos y a alvaro mendes carpinteros vecinos de la dicha ciudad questan presentes a cada uno dellos su tercia parte de manera que todos tres an de azer la dicha obra por tercias partes y llebar cada uno su tercia parte del dinero y acer la dicha obra conforme a la hescritura quel procurador general y rregimiento an hecho con el dicho Juan barela y con las condiciones en hella contenidas…y la madera y tabla y clabo se an de conprar del mismo dinero por todos cada uno su parte… Como testigo. [Firmado] domingos de robinos [Rúbrica]. Ante mi. [Firmado] Pedro Fernandez Carreira [Rúbrica]” (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 79, folio 169, de Betanzos).

    El citado testigo era maestro de carpintería e hijo de Juan de Rubinos y por no saber firmar los tres asociados lo efectúa en su nombre.

    Para dotar de carcelero a la ciudad, el ayuntamiento habría de comisionar al procurador general Antonio de Piñeiro, quien el 21 de Febrero de 1637, atendería la petición que Alonso da Cal elevaba al corregimiento: “…que yo estoy llano en tomar la Carzel desta ziudad por un año suplico a Vuestra merced me mande entregar los Pressos y Prissiones por cuenta y razon para que yo pueda dar la fianza y seguridad nezesaria…”. El mismo día y ante el mismo escribano Domingo Diaz Hermida, se procedió a efectuar el inventario de la cárcel como sigue:

    “Presos. [Marginado]. Primeramente le entrego a gregorio de seoane Presso por auto de ofiçio con un par de grillos con que esta Presso.

    Diego dafon Pedrina Presso por Ladron ante Juº Sjurxo (Juan Sanjurjo).

    Alonsso Ses (Sánchez) de Herbon por querella o auto de oficio que passa Ante alonso lopez ballo no te (tiene) Prisiones y diego de fon Pedrina tiene dos Pares de grillos.

    Pedro fandino por la fuga de çíertos Pressos pasa la causa ante mi ssno (escribano) no tiene Prissiones.

    Prisiones. [Marginado]. Cinco pares de grillos con sus cuñas sin los ya recontados que tienen los dhos Presos.

    Cuatro medios grillos uno sin Cuna (cuña).

    Tres farropeas con sus eslabones y otra rronpida.

    Un martillo con su cafra (zafra) de prender y soltar los Presos.

    Las cadenas Grande y pequena de la Carzel que son dos con sus Candados y llabes exçeto que a una farropea que t(roto)nesen se le entrego de ansi(roto) la de arriva le falta el Heslabon.

    Honce llabes de las Puertas y Prissiones de la dha Carzel y aposentos della, destos ay otro juego de llabes que tanbien se le entregaron que todas asen trece.

    dos vinaxeras de estano y todo el Hornamento de decir misa con un caliz de palta blanca y su Patena tiene un letrero que dice esta Caliz mdo (mandó) azer Mª Diaz que finco de Pº de balga con una cruz en el.

    Todos los quales dhos Pressos y Prissiones se entregaron al dho alº da Cal Presstes el dho Prº General de lo qual yo ssº doy fee… [Firmado] Alonso da Cal [Rúbrica]. Passo ante mi. [Firmado] Domingo Diaz [Rúbrica]” (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 288, folio 111, de Betanzos).

    La escritura de fianza sería formalizada ante el susodicho procurador general y por ante el mismo escribano el siguiente 26 de Abril.

    La referencia a los ornamentos para decir misa, viene dada por la fundación de una obra pía que María Diaz de Sinde, viuda de Pedro de Balga, había instituido en el convento de San Francisco “…por las misas que dichos religiosos de dicho Convento dizen todos los Domingos del año en la carzel de dha ciudad a los presos que en ella se allan…”, para cuyo pago dejaría grabada una casa de su propiedad en la Calle de la Plaza con diez ducados al año.

    En cuánto al procurador general y del número Antonio de Piñeiro, estaba casado con María González de Santomé con la que tuvo por hija a María González de Santomé, de igual nombre que su madre, y falleció en Betanzos el 30 de abril de 1660.