• Los Barrios de Betanzos en el Trienio Liberal

    9 abril 2015 • Blog

    Día 10 de marzo de 1820 en Cádiz. Grabado de Juan Garraga sobre dibujo de Manuel Roca.Finalizada la Guerra por la Independencia, el Rey Fernando VII “El Deseado” abandona su exilio y entra en España por Cataluña el 22 de marzo de 1814. En Betanzos el ayuntamiento, en sesión del siguiente 3 de abril, acordaba la publicación de Edictos y la notificación a los pueblos de su Partido y Provincia, para celebrarlo por todo lo alto (Véase la entrada Se anuncia en Betanzos el regreso de Fernando VII a España“).

    En el marco de aquellas celebraciones, se acordaba que a la Plaza de la Constitución se le llamara Plaza Real de Fernando Séptimo, de manera que en la tarde del 17 de mayo de 1814 se borraba el rótulo que la titulaba como Plaza de la Constitución, situado en la fachada del ayuntamiento una vez  jurada oficialmente la Constitución Política de la Monarquía Española en esta ciudad, acto que tuvo lugar el 16 de julio de 1812, y que sustituía al antiguo de Plaza Real, conocida igualmente como Mayor o del Castro.

    El ayuntamiento le encargó al pintor don Bernabé Prieto y Solís, residente en Betanzos, que pintara el rótulo señalado con la nueva inscripción y trabajo por el que se le libraron cuarenta reales de vellón :

    “…en lugar del qe havia mandado poner de la Constitución, como Resulta de la Instancia presentada por el mismo Decreto en ella puesto pr el Ayuntamiento Constitucional de esta Ciudad y Libramiento despachado pr este en los veinte y dos de Mayo de Ochocientos Catorce…” (Archivo Municipal de Betanzos. Cuentas de Propios 1814. Caja 1.647, sin catalogar).

    Volvería a modificarse esta titulación seis años después, a raíz del “golpe de estado” militar del comandante Rafael de Riego en Las Cabezas de San Juan (Sevilla), el 1º de enero de 1820. El militar de mayor graduación era el Teniente Coronel don Antonio de Quiroga y Hermida, nacido en Betanzos el 22 de abril de 1788, nombrado General por la oficialidad, quien tomaría la isla de León el siguiente día 3 y entraría triunfalmente en Cádiz el 15 de marzo siguiente. Con este acontecimiento se iniciaba el Trienio Liberal, como imposición del liberalismo al régimen absolutista.

    El 24 de abril de 1820, tomaba posesión la Corporación municipal del Ayuntamiento Constitucional de Betanzos y una de sus primeras medidas, como expresión de la nueva realidad política, sería bautizar algunas de las principales calles de la población. Los cambios afectaron a la Plaza Real de Fernando VII, que recuperaría el de Plaza de la Constitución, que rige en la actualidad una vez suprimido el de Plaza del General Franco; al Campo de la Feria le llamarían Campo de Agar; a la Calle de la Plaza le pusieron Calle de Quiroga, el inmortal héroe nacional; a la Calle de los Herreros la llamarían Calle de Lacy, desde el Palacio Consistorial hasta la Puerta del Puentenuevo; a la Rúa Traviesa la titularon Calle de Acevedo y a la Calle de Cachiñas de Arriba la señalaron como Calle de Porlier, que comprendía desde el número 2 al 34 de la actual Calle del Valdoncel. Sin duda alguna, sería el primer desatino cometido contra el nomenclátor tradicional en la Historia de Betanzos.

    A poco de realizarse estos cambios en el callejero, y como suele suceder al asumir el poder los representantes de los movimientos revolucionarios, que no satisfacen al conjunto de la sociedad, la disconformidad de los Realistas les llevaría a embadurnar los nuevos rótulos. En el proceso que siguió a los hechos, actuaría como promotor Fiscal el  licenciado Ramón Sánchez Espiñeira, natural de Congostro (Aranga), residente en Betanzos desde 1812 y vecino desde 1823, que había servido al absolutismo y había sido Alcalde Constitucional y Diputado a Cortes en 1820:

    ” …y cruel acusador de algunos Realistas en Causa seguida pr el extinguido Juzgdo de primera Instancia de esta Ciud, con motibo de haber sido embaturnadas las lapidas Constitucionales inscriptas en Calles y Plazas con los nombres de los Reveldes Quiroga, Aacevedo, Porlier y Laci; de modo que pidió penas corporales contra ellos no estando aun Justificados de delincuentes…” (Ibídem. Caja 3.073, sin catalogar).

    Según consta en una resolución del Real Acuerdo del 6 de septiembre de 1826, que le inhabilitaba para ejercer el cargo de Procurador General de la ciudad y que anulaba el acuerdo municipal de su nombramiento. Una actuación de cambios de ideologías y tendencias adaptados a los intereses de cada momento histórico, como vinieron ejerciendo la mayoría de sus sucesores hasta el presente.

    Entre las importantes reformas promovidas durante el Trienio Liberal, se encuentra la publicación del Decreto XVI, de fecha 6 de diciembre de 1822, que disponía la aplicación del Reglamento provisional de policía, cuyo Capítulo II trataba sobre la División de los pueblos y formación de padrones, y artículos octavo de la División de los pueblos en barrios, el noveno sobre el nombramiento de Alcaldes de barrio, el décimo de la numeración y rótulo de calles, el undécimo del padrón general y el duodécimo de la inclusión en los padrones de conventos, colegios y comunidades.

    En razón a lo legislado, la Corporación del ayuntamiento de Betanzos se reuniría en sesión el 14 de febrero de 1823, en la que tendría lugar la toma de posesión de don Pedro de Brañas como Alcalde Primero, en sustitución de don Agustín Núñez Varela y Pardo, a la que asisten en unión de don Jacobo Elias, don Domingo Cachaza, don Pedro Paredes, don Andrés García y don Francisco Couceiro, y en la que se trata sobre la división de la ciudad en barrios, a saber:

    “… Se ha visto el Decreto delas Cortes de seis de Diciembre circulado por el Señor Gefe Politico con la de Diez de Enero recivido en el Correo de nuebe del corriente que comprende un Reglamento de Policia compuesto de treinta y nuebe articulos; y enterado deel acordó: que los Barrios nombrados se reduzcan a los Siguientes=

    Barrio de Cachiñas que comprende las Calles siguientes Rollo, Peso, Archibo, Hospital, Colegio, parte del Campo de Agar principiando en la Casa de la viuda de D. Francisco Rilo hasta llegar a la de D. Antonio Vazquez, toda la Calle de Porlier, Baldoncel, Camino nuebo hasta la Casa de Antonio Faraldo, y por la otra parte hasta la de Dn Ramón Mori en el Puente nuebo.

    Barrio de la Ribera con sus Calles, Calle del Alfoli, que principia en la Casa de Dn Jacobo Guerra y Barveria de Domingo Felpeto, Calle de arriba y abajo de la Rivera hasta las Casas del Escrivano Peña por Abajo y de Dª Andrea Cabana pr arriba.

    Barrio del Fuente Dta (Dunta) con sus Calles, Calle de las Monjas desde la Casa de Dª Teresa Failde, Fuente Dta Cañota hasta la Casa de los herederos de Dn Juan LaCaba, Cruz Verde, Camino nuebo de Castilla hasta Santo Domingo, parte del Campo de Agar compuesto dela Rua de herradores con sus Venelas hasta la Casa de Dn. Ylario Naveira.

    Barrio de la Ruanueba con sus Calles, Plaza de la Constitucion, Calle de Quiroga, Ruanueba, Calle primera y segunda del Atrio, Puerta del Orreo, Cortaduria, Casas Viejas, y todas la demas de intermedio hasta la Casa de Ventura Vilariño arriba de la de Dn Pedro de Brañas, Puerta de la Ciudad, hasta la Casa de Dn Juan San Martin y dª Pascua Rosado.

    Barrio de Sn. Francisco con sus Calles, Calle de Lacy, que principia en Dn Benito de Castro y Dn Gabriel Pita, y remata en Dn Manuel Vilariño y Gregorio Amarante, la de San Francisco, Calles primera y segunda de Noas, Pescaderia, Calle de Acevedo hasta la Casa de Dn Manuel Souto, Calle de plateros desde la Casa de Dn Manuel Davila hasta la de Dn Pedro Ballejo; Sobre la Muralla hasta la Casa de Dn Angel Edreira que fue de Antonio Cortizas, Calles primera, segunda y tercera de Clérigos, la del Pinche, la de Pastaleria, la del Oro, la de sombrereros, y mas de intermedio.

    Barrio del Puente Viejo con sus Calles. Plazuela de la Aira Vieja, Calle de nuestra Señora, Calleja de Caraña, la de la Veiga y mas que estan frente del Puente inclusa esta misma hasta la Barveria de Felpeto…

    Se acordó: El que se represente lo conveniente a la Diputación Provincial afin de quese abone el coste de la numeración de las Casas delos fondos del Ayuntamiento o en defecto repartir su importe en las contribuciones corrientes para que no se haga tan odioso alos vecinos. Se acordó formar el Padrón que previene el mismo Decreto. Asi lo acordaron…” (Ibídem. Caja 19, sin catalogar).

    Con la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luis en Betanzos, el 14 de julio de 1823, se produce la segunda restauración del absolutismo y periodo comprendido entre 1823 y 1833 conocido como Década Ominosa, procediéndose de inmediato a recuperar el callejero modificado por los liberales.

    En las Cuentas de Propios correspondiente al año 1823, entre los libramientos registrados, figuran los nombres de las personas encargadas de materializar los cambios que habían sido reformados, y consta el pago de:

    “1ª Nobenta y dos rrs qe he pagado a Francisco Barros, Nicolás Picallo, Antonio Caramés, José Silva, Gerónimo Paz, Pedro López y José Crespo, Canteros, por picar y arrasar las Piedras de la Constitución como resulta de la relación dada por los mismos y Libramiento despachado por el M. Ylte. Ayuntamto Real de esta Ciudad…

    3ª Trescientos sesenta reales que pagué a Dn Bernabé Prieto Solís, Mestro Pintor y vecino de esta Ciudad, por razon de formar, hacer y Pintar a olio en la frontera de la Real Casa Consistorial de esta Ciudad y en las tres piedras de Canteria de ella en que el abolido Ayuntamiento Constitucional pusiera el Rotulo de Plaza de la Constitucion, y los nombres y apellidos de los infames Quiroga y Agar, que fueron borrados y picados en la mañana del dia catorce de julio del año de ocho cientos veinte y tres en que entraron en esta Ciudad las Tropas Aliadas de S.M. Cristianisima, tres escudos con sus coronas y mas adrezos correspondientes, el uno con las Armas de este Reino de Galicia, el otro con la inscripción de Plaza Real, y el otro con las armas de esta M.N. Ciudad, formar estadas, poner madera y clabazón para ellas…” (Ibídem. Caja 3.073, sin catalogar).

    Según se ha podido observar, el pintor eumés Prieto Solís habría de intervenir en todos los cambios de nomenclátor de este periodo histórico, y escudos que ejecutaría bajo las ventanas de la segunda planta del Palacio, en las que  todavía se distinguen restos del trazado y coloración.

    Sobre este tipo de actuaciones y otros muchos entresijos, construcción y arreglo de calles, muelles y la economía desarrollada en los distintos barrios, tratamos en nuestro libro “Morfología Urbana de Betanzos de los Caballeros”, editado por el Excmo. Ayuntamiento de Betanzos con el copatrocinio de Gadis y Abanca, en el que se desgranan las vicisitudes de los extramuros de esta ciudad desde su fundación y el nomenclátor tradicional. La presentación tendrá lugar el próximo 24 de abril de 2015, a las 20,00 horas en el salón de actos del edificio Archivo del Reino de Galicia, organizado por el ayuntamiento, que contará con la participación de don Javier Rodriguez-Losada Boedo, fundador y presidente de Tesouros de Galicia, acto al que quedan invitados todos Uds. desde este momento, y al que les ruego acudan para contribuir a su mayor realce.