• Exportación de cítricos de Betanzos para Londres en 1640

    22 septiembre 2012 • Blog

    In memoriam de Maggie y David Logan, del clan MacLennan, mis buenos amigos escoceses.

    Aunque pueda extrañarnos, de no titularse nuestra ciudad “Betanzos de los Caballeros”, tendría la alternativa de adoptar el apellido “de los Naranjos”, un sobrenombre que precisa  aclaración:  En todas las huertas del recinto amurallado y de extramuros de la población se habían plantado gran cantidad de árboles,  en especial naranjos y limoneros, de no contar con una sola variedad en la totalidad de la parcela, como asimismo formaban parte del paisaje de su tierra o jurisdicción Real.

    Se comprende, pues, que se formalizara en Betanzos una escritura de contrato y obligación, el 28 de Abril de 1640, por la que se concertaban Marcos Mazás, el maestro aguardentero sobre el que hemos tratado en otras ocasiones, y Fernando Afonso, vecinos de Betanzos, con el mercader inglés Steven Locke, vecino de Londres. Intervenían como testigos de la operación, Antonio Núñez de Ron y Losada, Juan García de Villozás y Pedro da Mata, y por conocimiento del británico juraba ante el escribano el mercader Antonio Fanego Varela, asimismo vecino de áquella. El documento en cuestión señala, entre otros extremos, lo siguiente:

    “…de que an de conprar toda la fruta de Limon y naranja que ubiere en esta juridon (jurisdicción) de Betanzos y cojerla y ponerla pronta la dha fruta bien acondicionada a vordo de su nabio en la pasaje del pedrido a precio de veinte y ocho rreales cada millero de limón berde y laranja a cinco rreales de vellon libre y exento de todos derechos… asta en quantia de ochenta millares de limon no puedan venderlos en dho distrito y juridon desta ciudad a mas ni menos precio del aqui rreferido… y si el dho limon no llegare a la dha cantidad de los dhos ochenta milleros no constando averlo bendido a otra pna (persona) cunpla con lo que allaren y se a de enpesar a cojer por principio de nobienbre y en todo dho mes cada bez y quando que dho hestevan loque les ordenare lo cojan con asistenzia pa berlos cojer del dho mercader o persona que ponga pa ber cojer dho limon y naranja bien acondicionado de dar y tomar; y ansimismo los dhos marcos mazas y fdo afonso para cojer dha naranja y limon an de poner la jente necesaria qe el dho estevan loque le pediere para dha cosecha, y todo  el dinero qe fuere necesso (necesario) pa la conpra de dho limon y naranja que conpraren los sobre dhos y pa asenar la dha fruta el dho hesteban loque les dio y pago antes de aora trescientos rreales… y… se obligo al dho preçio de pagarles toda la dha fruta… como se la fueren entregando so pena de los danos y exon (execución) y costas… y es condicion qe la dha naranja qe les a de tomar a los dhos corretores a de ser asta ciento y cinqta millares y de alli abajo la que ubiere en dho distrito con la dha condon (condición) que a de ser de la nueba deste año demarca… [Firmado] Steven Locke, Antonio Fanego Varela, Antonio Nuñez de Ron [Rúbricas]. Por ante mi. [Firmado] Pedro de Cernadas [Rúbrica]. ” (Archivo Notarial Coruña. Protocolo 354, folio 85).

    Había que abastecer a la ciudad de Londres, cuya población por esta época alcanzaba el medio millón de almas, lo que la convertía en la capital más poblada de Europa.

    Panorámica de Londres, por Claes Jansz. Visscher, 1616.