• Calles de Betanzos

    La calle de Aarón

    22 noviembre 2014 • Blog

    Plumilla coloreada de la Calle de Aarón, por Galán Hidalgo, 1985. Col. del autor.Esta situada al Nordeste de la población, y era el acceso directo desde la calle de Arriba de los Clérigos o calle de Santa María a la Puerta de la Pescadería del Pay Fermoso, también conocida como Puerta de la Pescadería, de la Ribera o del Cristo de la Ribera.

    La diversidad de nombres de esta calle provocaría numerosas confusiones durante las pasadas centurias, sobre todo a partir del Catastro de Ensenada (mediados del siglo XVIII) y de la Guerra por la Independencia, debido al interés del Estado liberal en popularizar las denominaciones con respecto a su caracterización, con el fin de otorgarles tintes funcionales de fácil aceptación, de manera que la toponimia urbana serviría de instrumento ideológico del liberalismo. Ya nos hemos referido a ella como la Calle que sube del Payo Fermoso (siglo XVI), Calle del Carral (siglos XVII -XIX), 3ª Travesía de los Clérigos (Catastro de Ensenada (1750-52), 3ª Travesía de Santa María (1888), y actualmente Rúa do Cristo. Durante el siglo XIX y hasta bien entrado el XX, también sería conocida como la Calle de Aarón.

    En el número uno del periódico local “El Brigantino”, de fecha 21 de diciembre de 1888, aparece publicado un suelto en la primera plana dedicado a “LAS CALLES”, en el que se hace un recorrido general por el recinto urbano, para poner en evidencia la falta de alcantarillado en buena parte de las vías públicas de la población y entre ellas en la Calle …Aarón o 3ª de Clérigos, que ha pasado al olvido de los vecinos y que por su singularidad merece ser reconocida en la memoria colectiva.

    El maestro tejedor Aarón López era natural de la feligresía de Santa María de Pastoriza, arciprestazgo de Faro, actual ayuntamiento de Arteixo; en el año de 1799, contando 19 años de edad, se trasladaría a Betanzos para ejercer su oficio, y ciudad en la que habría de contraer matrimonio con Francisca Pandelo, natural de la misma, estableciendo su domicilio en la Calle 1ª de Clérigos nº 2, y con la que tuvo por hijas a Vicenta, nacida en 1808 y a Isabel que nació en 1816.

    Con cuarenta y cuatro años de edad, presentaba una instancia a la Corporación Municipal de Betanzos, en la que manifestaba lo siguiente:

    ” Señor Corrijidor de Esta M.N. y M. L. Ciudad de Betanzos y Señores que conponen este M. Ylustre aiuntamiento.

    Aaron Lopez Maestro tejedor y becino de la misma con la mas atenta beneracion que deve y postrado alos pies de V.SS. dize tener por noticia que franco (Francisco) Camino yntenta sele nombre por Maestro de dicha arte como becino de la dicha y sin tener espirencia en cosa alguna de dicha arte tan solo el travajar liso y fuerte una Bara de lienzo y quatreado, lavor Enjardinado siendo que esta obra la rremato de enseñar el mismo suplicante como es notorio pues nadie la savia ni establecio asta que el suplicante llego aesta el Año 1799, quien no adado a luz solo esto sino yngles, y frances de varias qualidades tambien es notorio y por su pobreza no puede dar aun tiempo lo que rrequiere dicha arte y si que poco a poco ba sacando divujos difirentes, los que persona de dicha arte que tenga y haiga tenido Betanzos y sus ynmidiaciones jamas lo han echo por falta de saviduria y entendimiento que no han tenido quien les enseñase, el suplicante aentrado aservir de dicho Maestro aesta M.N. y L. Ciudad el Año de 1800 y que siempre los Señores que le an governado han tenido avien de todos los años Elijir en dicho Aaron como maior en saviduria de dicha Arte, asimismo dize ademas ser maestro de Barias maquinas que conprende esta arte y ademas todo lo que espresa el memorial que se alla al rrespaldo de este lo que no a podido ocurrir por se aver publicado la falsa constitucion el mismo Año y dia 21 de Fevrero.

    Y por lo mismo A.V.S.S rrendida mente suplica se sirban tener avien de Elijir enel mismo Aaron u otra persona que tal sea berdadera mente su fabricante de mucho que conprende la rreferida arte pues no hai persona en dicha Ciudad que pueda saver ni una tercia de lo mucho que conprende, y si hai algunos aunque pocos enla Ciudad de la Coruña quien solo por ablar poderan entender y comprender el alcanze que puedan tener los de dicha arte, y si V.S.S. tiene abien de Elijir adicho suplicante se dinen conzeder las facultades nezesarias apoiando a dicho suplicante,

    Asi lo espera alcanzar del Gran gobierno conocimiento y buen prozeder de V.SS.

    Betanzos 4 de Enero de 1824. [Firmado] Aaron Lopez [Rúbrica].” (Archivo Municipal Betanzos. Caja 3.072. Sin catalogar).

    La instancia de Aarón López, hacía mención a la proclamación de la Constitución el 21 de febrero de 1820, con la que se iniciaba el trienio constitucional, en cuyo periodo los liberales suprimieron la elección de los empleos municipales que en Betanzos se solían nombrar por la Corporación el 6 de enero de cada año. Una vez recuperado el gobierno municipal por los realistas, se implanta nuevamente aquella tradición y entre los cargos el correspondiente a “Examinadores y peritos del arte de tejedores”, que era la pretensión del solicitante, y oficio que había ejercido desde 1800 por méritos propios. En cuanto a las restantes consideraciones, se desprende que era todo un fenómeno y de altos vuelos.

    El 7 de agosto de 1829, el maestro tejedor Aarón López sería el examinador de nuestra convecina Josefa Maceira López, moza soltera de veinte años de edad, hija de Manuel Maceira y de Francisca López, con domicilio en la feligresía de San Pantaleón das Viñas, a quien una vez superadas las pruebas, se le facultaba para usar y ejercer tal oficio de tejedora y para poder contratar aprendices y oficiales, según consta en el título expedido por la ciudad de Betanzos en dicha fecha (Vid., nuestro artículo Betanzos expide título a una tejedorapublicado en el periódico As Mariñas, pág., 16, del 13 de abril de 1995).

    Puede asegurarse que con anterioridad al domicilio señalado, había ocupado vivienda o instalado su taller en algún edificio de la Tercera Travesía de los Clérigos, en donde se haría acreedor de la popularidad suficiente como para bautizar la Calle de Aarón, también presente en el callejero de la ciudad de Málaga.