• Betanzos: Dislate procesional en honor a San Juan Bautista en 1637

    23 junio 2016 • Blog

    La primera y única capilla existente en el lado izquierdo de la nave según se accede al crucero de la iglesia del monasterio de San Francisco de Betanzos, había sido el lugar elegido para fabricar la capilla bajo la advocación de San Juan Bautista, instituida por los señores de Parga y de cuya dotación en 1577 por Fernán Pérez Parragués nos hemos ocupado en nuestra Historia Documentada de Betanzos de los Caballeros- Siglos XV y XVI (Fundación CaixaGalicia 1984, tomo I, pág., 662), al igual que de los respectivos linajes de los Mariñas y Ribadeneira, sucesores de dicha fundación (Ibídem. Págs. 653 a 682).

    Para la celebración de la festividad de San Juan, la más importante de todas las que tenían lugar en Betanzos hasta el siglo XVIII, incluida la del patrono San Roque, dispuso el mencionado Parragués “…mas de quel dia de san Juan baptista se diga la dicha misa cantada con unas visperas al dia antes y todas las vezes salgan con rresponso sobre mi sepultura y de mis padres y antepasados que antes abian dotado la dicha capilla…”, a cuyo término tenía lugar la procesión del Santo, con la obligada asistencia corporativa de la Ciudad y de los cofrades de Nuestra Señora de la Concepción. Aparte se celebraban festejos públicos, cuyo número más popular y tradicional era la corrida de toros, espectáculo que tenía lugar el mismo día 24 de Junio (Véase el artículo Toros en la Plaza Mayor en el siglo XVI, publicado en el periódico Betanzos e a súa Comarca el 1º de junio de 2003, pág.,30), una vez purificados con el fuego de las hogueras, el baño anterior a la salida del Sol y el lavatorio con el agua de San Juan, conjunto de tradiciones adherentes a la celebración del solsticio de Verano y costumbres de marcado simbolismo pre-cristiano, propias de rituales de mágica percepción sobre los que trataremos oportunamente.

    El 24 de junio de 1637, don Domingo Calviño Patiño, Teniente de Corregidor y Justicia de la ciudad de Betanzos por Su Majestad (Remitimos a nuestro trabajo Linajes mariñanes. Los Calviño de Betanzos y del Pazo do Condado, publicado en el programa oficial de festejos patronales 2008 y en separata por el Excmo. Ayuntamiento de Betanzos), hubo de recurrir a los servicios de un escribano del número ante la actitud mantenida por el también escribano Antonio Sobrino de Parga, como mayordomo de la cofradía de San Juan, y:

    “…dijo qe por quanto en esta ciudad y Conbento de san franco (Francisco) della se celebra todos los años la fiesta del Sr san Juan por Cofradia qe en ella ay dende mucho tienpo a esta Parte y los cofrades de Nuestra ssª de la concesion (Léase Concepción) della y esta dha ciud tiene obligacion acudir a dha fiesta y el mayordomo della aconpanarla y entregar a dhos cofrades la cera pª qe se continue dha Procesion y Por quanto ayer Veinte y tres del presste (presente) deviendo antº Sobrino de Parga ssº Como mayordomo de dha Cofradia acudir a la obligacion de tal mayordomo y entregar las Velas y cera a los dhos cofrades Para qe fuesen en dha procesion No lo abia Echo, antes se avia salido de dho conbento y mandado la cera de dha cofradia pª su casa y aora hes venido a su noticia qe el dho antº Sobrino de Parga de su boluntad y sin consentimiº de los cofrades de dha cofradia y de nuestra ssª de la concesion qe estan fundadas en dho conbento queria acer la fiesta a dho Santo en la parroquial de santa Maria do acogue desta ciud, Cosa qe Jamas se a bisto y Por no se Celebrar dha fiesta en dho Conbento se sigue a esta ciud y vzos (vecinos) mucho dano y la dha cofradia Va en disminucion. Por tanto Mandaba y mando a mi ssº (escribano) se notefique al dho antº Sobrino de Parga como tal mayordomo aga dha fiesta Conforme se acostunbra en el dho Conbento de san franco donde esta fundada dha cofradia y costunbre y llebe la cera della y la Entregue a dhos cofrades pª qe salga dha procesion: Con apercebimiº qe no lo aciendo dende luego le condenaba y Condeno En diez ducados aplicados Para la çera de dha cofradia y ansi lo mdo (mandó) y firmo. [Firmado] Domingo Calviño [Rúbrica]. Ante mi. [Firmado] Domingo Díaz Hermida [Rúbrica].” (Archivo Notarial Coruña. Protocolo 288, folio 54, del escribano Domingo Díaz Hermida, del número de Betanzos).

    El mismo día le fue notificado este auto al susodicho escribano, quien no duda en responder que:

    “… El no obstante el gasto de la fiesta lo ace de su casa sin que la cofradia tenga ningª acienda ayer Vte y tres del preste (presente) abia ido a dho Conbento de sn Franco pª acerla alli segº se costunbra y abiendose dho la Vispera y entregado la cera a todos los Cofrades y Encendidola pª salir con la procesion Por la ciudad segun la Costunbre y perfecion q. el pe (padre) guardian de dho conbento tomo con los Retores de las parroquias de dha Ciud se inquieto dha procesion y no salio… y por no ocasionar a mas discusiones El qe responde trato dee acer la fiesta en la parroquial de Santamª do acougue desta ciud. y como lo gasta por su qta lo mismo biene a ser en una parte qe otra fuera de q tomo Requerimito (Requerimiento) contra el pe guardian no se enbarace en acerla Pues la abia inquietado El qual Respondio la queria acer por su debocion. [Firmado] Antonio Sobrino [Rúbrica]. Ante mi. [Firmado] Domingo Díaz Hermida [Rúbrica].” (Ibídem).

    No cabe duda del desarraigo que padecían tanto el mayordomo como el padre Guardián de San Francisco, y si bien la cofradía no disponía de otra fundación que las misas señaladas por los patronos, a los actos contribuían el ayuntamiento, los fieles y el propio mayordomo, que como declara los satisfacía de su propia cuenta. La Ciudad por su parte se encargaba de conseguir los toros que proporcionaba la cofradía de San Jorge del gremio de carniceros, la instalación de la talanquera en la Plaza Real o Mayor, de confeccionar las garruchas para la corrida y en distintas épocas de ofrecer al término del espectáculo una colación a los invitados indistintamente con el administrador de la congregación.

    Los razonamientos esgrimidos por la Ciudad y la intervención del poderoso caballero don Domingo Calviño Patiño (Diputado del Reino de Galicia en la Corte en 1643) en defensa de la tradición, hicieron que se reconocieran los derechos de la cofradía de San Juan, y que los actos de su exaltación continuaran en la capilla fundada por los señores de Parga y de los Mariñas en la iglesia de San Francisco de Betanzos.

    La falta de cordura de los advenedizos les hizo perder la partida, al no respetar las costumbres transmitidas generacionalmente por los caballeros y el pueblo de Betanzos, capitaneados por La Justicia y Regimiento en defensa de sus ancestrales usanzas.