• Acuerdo Municipal para disponer la corta de junco en 1810

    31 enero 2013 • Blog

    La desaparecida fuente do Picho do Carolo. Hasta mediados del pasado siglo era normal encontrarse con estiércol a la puerta de las casas (A.R.G. Sig.552)Hace tan sólo unos días que publicamos los Fletes con transporte de abono para las heredades en el siglo XVIII, en el que recordamos como algunas embarcaciones, una vez descargado el estiércol, regresaban a Betanzos con junco y broza para reiniciar el proceso de podredumbre en las cuadras o establos.

    En el Antiguo Régimen las junqueras de la Ría de Betanzos estaban reguladas por la Justicia y Regimiento, como de bien común y aprovechamiento de los labradores de la ciudad y de las feligresías inmediatas, a saber: San Martín de Tiobre, Santa María de Souto y San Pantaleón das Viñas, y por la otra banda las de San Pedro das Viñas, Santa María de Pontellas (Castro) y San Salvador de Bergondo.

    Correspondía, por tanto, al ayuntamiento el señalar el día, la hora y el número máximo de personas por cada casa que podían participar en la corta, y decisión que precisaba de acuerdo municipal previo a la publicación de los bandos o edictos, que habrían de situarse en los lugares acostumbrados, como vamos a ver:

    “Ayuntamto de 6 de octubre de 1810.

    Dentro de las Rs Casas Consistoriales de esta Ciudad de Betanzos a seis dias del mes de octubre de mil ochocientos y diez. Haviendose juntado en la mª. segn lo tienen de Costumbre a saver S.S.S. los sres Justiª y Regimto (Justicia y Regimiento) de esta N. y L. Ciud dn Franco (Francisco) Canrredondo Coronel de los Rs Exercitos, Governaor (Gobernador) Politico y Militar, dn Juan Ignzº Martinez, dn Ignº de Mella y Barbeito, y dn Manl. Roldan y Gil Cavalleros Capitulares, y dn. Nicolas Martinez, Diputdo del Comun, trataron y Acordaron lo sigte…

    Asimismo teniendo en consideraon (consideracion) la Corta Cosecha de Paja y qe hes uno de los principales auxilios pª la Agricultura este Ramo, allandose las Junqueras de la Riamar de esta Ciud en disposicion de poderse Cortar su Junco en veneficio de aquellos, Acuerda su Corta para el dia quinze del Corrie (Corriente) y Ora de las ocho de la mañana pª cuio efecto se hará señal con la Campana del Relox en la forma acostumbrada, antes de cuia ora y toque ningª Persona se yntroduzca en dhas Junqueras a Cortar ni Rayar Junco algº vajo la multa de qtro (cuatro) Ducados con prevenon (prevencion) de que no podran llebar de Cada Casa mas de tres Personas, sre (sobre) lo qual celaran los Maymos (Mayordomos) respectivos, Quadrilleros, y Ministros, Despachandose las Ordenes conducentes a las Parroquias a qnes (quienes) corresponde, fijandose los Edictos en esta Ciud. Con señalamto de dho dia y ora. Asi lo Acordaron y firman S.S.S. los SSres. Justiª y Regimto. de qe el presente Esno (escribano) de Aymo (Ayuntamiento) da fee. [Firmado] Franco Canrredondo, Juan Ygncio Martinez, Ygnº Mella Barbeito, Manuel Roldan y Gil, Nicolas Martinez [Rúbricas]. Ante mi. [Firmado] Francisco Fernandez Montenegro [Rúbrica]” (Archivo Municipal de Betanzos. Caja 10, sin catalogar).

    Por supuesto el toque de campana se realizaba desde la Torre Municipal o del Reloj. En cuanto a la prohibición de acceder al juncal antes de la hora señalada, con el fin de cortar y rayar, se refiere a las faenas de corte y a la siega comunal.