• Robo en el castañar de Lamas de Santa María de Souto en el siglo XVIII

    5 noviembre 2018 • Blog

    En las ferias del mes de noviembre en Betanzos, la antigua y conocida Feria Franca que se viene celebrando desde la Edad Media, posiblemente sea la castaña el producto estrella que se viene ofertando desde tiempo inmemorial como propio de la recolección de otoño. Nos dice Covarruvias en su diccionario que “…Las castañas son el sustento de algunas tierras montañosas, no sólo de los brutos pero también de los hombres; y estando seca las muelen y hacen pan dellas. Tiénense por regalo, estando asadas o cocidas… Las castañas apiladas son las que se han enjugado del todo, habiéndolas mondado y estando muy secas, de las cuales se hacen algunos guisados y potajes para los dias de pescado…” (Tesoro de la Lengua Castellana o Española, Madrid 1611).

    Cuando a finales del siglo XVIII se comienza a utilizar el tubérculo de la patata como alimento para la población, en las Mariñas de Betanzos serían conocidas como “…Castañolas o llamadas Patatas…” apelativo que hemos documentado por primera vez en esta página hace un par de años (Betanzos: Cortapisa al cultivo de castañolas o patatas en 1804, entrada del 18 de junio de 2016), como sustitutivo de la castaña que pasaría a un segundo plano en la dieta tradicional y hasta el extremo de desaparecer casi por completo. La expansión del cultivo de dicha planta estuvo cargado de polémicas y prohibiciones, de manera que los mariñanes se vieron obligados a recurrir a elevadas instancias para obtener autorización para su plantío en tierras comunales y aforadas (Víd. Problemas para el cultivo de la patata en Las Mariñas de Betanzos en 1800, entrada del 29 de marzo de 2014).

    Por lo general la producción de los castañares de aprovechamiento común era puesta en subasta al mejor postor, según se practicaba entre otros con el soto de Lamas en la parroquia de Santa María de Souto, Jurisdicción Real de la ciudad de Betanzos y actual ayuntamiento de Paderne, cuyo rematante para la temporada del año 1778 había sido José Picado vecino de la misma. Este adjudicatario se vería privado de una parte de la cosecha por la recolección incontrolada e improcedente de algunos parroquianos y vecinos, según consta en la escritura de obligación que otorgaron como resolución a la demanda efectuada ante la Justicia hace doscientos cuarenta años, y documento que fue redactado del tenor siguiente:

    “En la Ciudad de Vetanzos a Vte y nueve dias del mes de Octre año de mil Siettezºs Settenta y ocho ante mi esnº y Testºs (testigos) pareciºn prestes (presentes) Pedro de Savin, Anttonio de Sabin, y Maria do Souto biuda de Anttº (Antonio) Lags (Lagares), Vecinos dela frª (feligresía) de Santta María de Soutto, y Digºn (Dijeron) que por qtº (cuanto) Jph (José) Picado dela misª (misma) Vecind (vecindad) Ynttentava repitir contra los otorgtes (otorgantes) el Ympte (Importe) dela Castaña dela preste (presente) Cosecha del Soto nombrdo de Lamas, y para ello acusanles delante la Justª (Justicia). Y medie (mediante) los otorgtes reconocen Tenia razon para ello, no obstante de que por si no han usado dela Castaña de dho Soto, pero lo hiciºn (hicieron) Ynadbertidª mente, empte (en parte) sus familias, por lo misº de una Conformid, y por Yguales ptes (partes) Seallanan, y obligan con sus pnas (personas) y Vies (bienes) prestes (presentes) y futuros Raices, y mues (muebles) a pagar Y que pagaran, al nomindº (nominado) Josef Picado el Ympte (Importe) de dha Castaña del citado Soto, yá sea ajustandola Con el dia regulandose por pnªs (personas) Suficies (suficientes), Lo mismo pagaran quales quiª gastos de Xª (Justicia) que haia avido, ó hubiere, y que todo efectuaran a trmº (término) de Seis dias, Y pasados a todo ello. Consienten Ser apremiados porttodo Rigor de drcº (derecho) y bia egecutiva, encuia razon hacen obligacion y allanamiº en forma, y dan su Poder alos Jueces y Justªs Seglares de S.M. (Su Majestad) desu fuero y Jurisºn (Jurisdicción) para q Se lo hagan haver pr firme Como Senttª (Sentencia) Difinitiva  de Juez Compete (competente) Pasada en cosa Jusgdª (Juzgada)… asi lo Digºn (Dijeron) Y otorgaºn (otorgaron) firman Exceuto la biuda qe por no saver lo hace a su rruº (ruego) uno delos Testºs (testigos) prestes (presentes) que los son Dn Jph Rigª, Francº Caurel y Josef Garcia Vecinos de esta Ciud. De ttodo ello Y conocimtº delos otorgtes yo esnº Doy fee. [Firmado] Pedro de Sabin, Francisco de savin, Como tº (testigo) y a rruº (ruego) Josef Agn (Agustín) Rigueira [Rúbricas]. Ante mi. [Firmado] Juan Gabriel de Rilo [Rúbrica]” (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 2.486, folio 105, del escribano Juan Gabriel de Rilo del número de Betanzos).

    Según se ha podido observar Pedro de Savin, Antonio de Sabín y María do Souto, viuda de Antonio Lagares, se responsabilizan de la castaña que sus familiares se llevaron indebidamente, según manifiestan, del soto de Lamas sin contar con el arrendatario de su administración para dicho año. Una denuncia formulada por José Picado para resarcirse de la castaña que no podría ofertar en la feria de Todos los Santos de Betanzos y en las siguientes de la sazón.

    Recordamos con natural nostalgia los collares de zonchos o castañas cocidas que nos obsequiaban las lavanderas de la casa, y los magostos o castañas asadas que disfrutamos en unión con la familia y amigos entre lusco e fusco (crepúsculo) y en las frescas noches otoñales. Mucho más sofisticados son los platos elaborados con antiguas recetas que hacen las delicias del que esto escribe en tiempos de caza: Una vez rehogado y estofado el jabalí con abundante salsa y puesto en su punto, suficiente para que aún siendo absorbida por las castañas pilongas mantenga la razón y sensatez del guisado, se introducen quince minutos antes de retirar la cazuela del fuego, después de haber estado a remojo toda la noche y ser cocidas previamente en simple agua con sal a fuego lento ¡Sublime exquisitez betanceira, para degustar, saborear y hasta relamerse!