• Restauración del Altar Mayor de la iglesia de San Francisco de Betanzos en 1823

    16 noviembre 2019 • Blog

    En el centenario de su declaración como

    Monumento Nacional, el 29 de septiembre de 1919.

    A partir de la retirada del Ejército Francés de la ciudad de Betanzos y su Provincia, que mantuvieron ocupada durante ciento sesenta y tres días, del 11 de enero al 23 de Junio de 1809, los vecinos iniciaron la vuelta a sus hogares a sabiendas de la ruina que les esperaba, en gozoso regreso de los montes y aldeas del entorno que les habían servido de refugio, y desastres en sus haciendas que igualmente habían padecido las iglesias, capillas, conventos y demás edificios e instituciones públicos, en su mayoría destrozados sino quemados y sin contenido alguno por la devastadora acción de los gabachos, y retorno efectuado con el tesón y fuerzas necesarios para recobrar la felicidad perdida (Véase nuestra obra La Ocupación de Betanzos y su Tierra por los Franceses en 1809, editada en 2013 por el ayuntamiento de Betanzos y Gadis).

    Entre las restauraciones efectuadas en los años sucesivos tuvo especial relevancia la del retablo del Altar Mayor de la iglesia de San Francisco, cuyo convento había sido utilizado como cuartel por la caballería intrusa, y obra que fue contratada al pintor y dorador don Bernabé Prieto Solís, natural de Pontedeume y vecino de Betanzos, quien en 1823 ( desconocemos la fuente utilizada por don Manuel Martínez Santiso en su Historia de la ciudad de Betanzos, 1892, pág. 432, para asegurar que fue en 1817) fue obligado a interrumpir su labor para intervenir en otras urgencias de transcendencia institucional, y retribución que tuvo que reclamar ante la Justicia por falta de pago, con el consiguiente otorgamiento de poderes para poder efectuarlo en su nombre:

    En la ciudad de Betanzos a siete dias del mes de Abril año de mil ochocientos veinte y cinco: Ante mi Essno. (Escribano) y testigos parecio presente Dn. Bernabe Prieto y Solis Maestro Pintor y dorador exsaminado vecino de este Pueblo e dijo. Que en el mes de Nobiembre del año pasado de mil ochocientos veinte y tres y a tiempo que se allaba pintando el Altar Mayor dela Yglesia del Combento de San Franco. de esta ciudad, fue arrancado de esta Obra por Dn. [Ignacio] Antonio Sanchez, y Dn. Jose de Martin y Andrade yndividuos y comisionados del Ayuntamiento, para hacer el plano dela Escuela de primeras letras, dirigir y pintar un Altar portatil para la procesion delos desagrabios, y un Catafalco y Pantión para la funcion que se celebró en once de Febrero del año proximo pasado. En efecto hizo el otorgante y dirigió las referidas obras en el firme Concepto de que los sobre dichos le pagarian como habian ofrecido puntualmente su legitimo haber, mas cuando estaba persuadido de esto mismo obserbó todo lo contrario, de modo que aun le restan setecientos ochenta Reales sin que fuesen bastantes para consiguir tan justa satisfaccion las barias ynstancias que sobre ello hizo a dicho Ayuntamiento. Y no siendo justo que el que dice se alle por mas tiempo en descubierto de un trabajo personal que tanto necesita para su susistencia, desde luego a fin de que haia persona que en su nombre pueda entablar las reclamanes. oportunas como y en donde corresponda conoce que da y otorga todo su poder cumplido… a Dn Manuel Antonio Galo Essno. en la ciudad de Santiago a este ynsolidun con clausula espresa de que lo pueda jurar y sustituir en los Procuradores, Ajentes y demas personas que le pareciere… pueda acudir y acuda ante la autoridad ó autoridades a quien compete en reclamaon. del citado debito… siendo presentes por testigos, Dn. Julian Villaberde, Dn. Domingo Antonio Carames y Dn. Blas Tobal vecnos. de esta ciudad. Y de todo ello y conocimiento del otorgante yo el Essno. doy fe. [Firmado]. Bernabé Prieto y Solis. [Rúbrica]. Ante mi. [Firmado]. Nicolas de Ponte y Varela. [Rúbrica].”. (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 3.468, folio 52, del escribano Nicolás de Ponte y Varela, del número de Betanzos).

    Por este tiempo era alcalde de Betanzos don Manuel Varela Espiñeira, conocido por don Manuel Espiñeira, y regidores los mencionados comisionados don Ignacio Antonio Sánchez, conocido como don Antonio Sánchez, y don José de Martín y Andrade, escribano del número de la misma.

    Seguramente el ayuntamiento no tuvo otro remedio que recurrir al buen hacer de don Bernabé Prieto y Solís, como el artista profesional más a mano para la realización de un altar portátil para la solemne función de desagravios, con que reparar a Su Divina Majestad “… de los desacatos y ultrajes qe se han hecho al S. Smo. Sacramto. y sus sagradas formas en los tres años del llamado Gobierno constitl…”, además del catafalco y panteón sobredichos.

    Dicha solemnidad había sido dispuesta tras la liberación de la Familia Real que había sido conducida a Cádiz por los liberales, y la rendición de esta plaza el 30 de septiembre de 1823 por los Cien Mil Hijos de San Luís. Fue así como por Real Orden del siguiente 6 de octubre, se dispuso la celebración de dicha función, y que en Betanzos fue resuelta por acuerdo del ayuntamiento en sesión del 12 de noviembre de 1823, en cuya acta consta lo siguiente:

    “… Acuerda: que en el dia 7 de Diciembre se celebre la solemne funcion de desagrabios al Santísimo Sacramento qe. previene el Real Decreto inserto, y conforme se acostumbra el dia del Ssmo. Corpus Cristi, de la qe cuydarán los Señores Diputados de fiestas… de modo qe. nada falte, y la Comision especial de convocar por medio de oficios en la forma acostumbrada á todas las Corporaciones Civiles, Militar y Eclesiastica, y aun la Clase noble, y los particulares para qe concurran á alumbrar al Santisimo Sacramto. en el modo posible deviendo asimº. asistir á la Procesion la fuerza disponible y mas bien armada del distinguido Cuerpo de Voluntarios Realistas, con lo demas necesario á solemnizar tan Cristiana funcion; cuyos gastos… serán abonables con libramiento. qe. se expida pr. la Junta de Propios y Arbitrios. Asi lo acordaron… [Firmado]. Manuel [Varela] Espiñeira, Joaquin Blanco, Eugenio Martínez Villozás, Ignacio Antonio Sanchez, Joseph de Martin y Andrade, Benito Martin y Lobo, Gregorio Edreira. [Rúbricas]. Ante mi. [Firmado]. Feliciano Vicente Faraldo. [Rúbrica].”.(Archivo Municipal de Betanzos. Caja 19, sin catalogar).

    En consecuencia las campanas habrían de tocar durante media hora por la mañana y a la hora señalada por el reloj de la torre municipal, en la víspera y el propio día de la celebración al igual que se hace el día de Corpus Christi, a la que todos deben acudir con hachas para alumbrar durante el desfile procesional, y con el fin de tener todo listo antes de la función que tendrá lugar a las diez de la mañana, deberán de presentarse en la iglesia de Santiago, matriz de la ciudad, una hora antes todas las asociaciones que participan tradicionalmente, y también las agrupaciones “… compuesta de las danzas ó Comparsas de los cinco gremios…”, y una vez finalizada aquella, acompañar a la procesión por la vías públicas hasta su retirada al mismo templo. En cuánto a las fuerzas militares se refiere, en el oficio remitido por el ayuntamiento el 2 de diciembre de 1823 al Comandante de Armas y accidental del Regimiento Provincial de Betanzos, se apremia a que “… Dela fuerza disponible será preciso que V. se sirva mandar asistir ala procesion la conducente pª. abrir Calles supuesto los Realistas podran componer la escolta o como a V. le parezca…”.

    Los encargos efectuados por el ayuntamiento al pintor don Bernabé Prieto, como el catafalco, serían custodiados en la bodega municipal de la calle de Santiago n.º 3, que ocasionalmente también sirvió como Alhóndiga Pública, y en la que asimismo se guardaban los utilizados para las proclamaciones y exequias Reales (Vid., la entrada La antigua Alhóndiga de la ciudad de Betanzos, de fecha 18 de febrero de 2018).

    Presentamos una tarjeta postal del retablo del Altar Mayor de la iglesia de San Francisco de Betanzos, en el que se hace referencia a la época en que este templo y convento de frailes menores fue incendiado, y una fotografía de la agencia internacional Keystone que lo muestra reducido a cenizas. Este terrible suceso tuvo lugar el miércoles 22 de julio de 1936 a cargo de exaltados del Frente Popular, de ahí el pie que proclama su desaparición (Archivo del autor). Un texto que alude a los rojos como eran conocidos y según consta en testimonios de absoluta solvencia, en relación con las represalias que padecieron en periodo tan nefasto de nuestra Historia, como el que figura en una epistolar fechada en Betanzos el 21 de noviembre de 1938, en la que se pone en conocimiento del destinatario que “… El sábado fué fusilado el pistolero y escopetero =Caga no pino= murió con el puño en alto y deseando qe Rusia viva muchos años (lo mismo qe Tomás da Torre) y luego, mejor dicho antes, decían qe eran muy buenos chicos qe nunca habían roto un plato…”, en referencia a don Celestino Veiga Álvarez ajusticiado el 19 de noviembre de 1938 y al ex-alcalde don Tomás da Torre (Archivo del autor). Un relato desolador, se mire por donde se mire.