• Recusación de censuras a la procesión del Corpus Christi de Betanzos en 1605

    18 mayo 2018 • Blog

    En la visita pastoral que en el año 1604 efectuó Fray Francisco de Vera, Obispo de Medauro, a la parroquial iglesia de Santiago de Betanzos, dispuso entre otros anatemas que afectaban drásticamente a la procesión del Corpus Christi que no se “… permitan los demachines que andan aquel dia en dicha procesión…”, según consta en el Libro de Visitas de su archivo y que hemos tratado en la entrada “El gamachiño” en esta web del 12 de diciembre de 1985.

    Las representaciones de los seis gremios que conformaban el común de vecinos de la ciudad de Betanzos por entonces habían sobrevivido a los mandatos resueltos en el concilio tridentino, y contribuían especialmente a la exaltación del Corpus Christi como factor más sobresaliente del sentido profano de la magna conmemoración eucarística, siendo tratadas como una manifestación étnico-religiosa que llegaría a herir la sensibilidad de algunas autoridades eclesiásticas hasta el punto de llegar a ser consideradas como indecorosas, indignas, grotescas “… y que causan poca devoción y mucha indecencia y risa…”, al entender de los puntillosos visitadores generales del arzobispado. Así aconteció en dicha visita del Obispo de Medauro quien prohibió la participación en el desfile procesional de algunas de aquellas comparsas artesanales bajo pena de excomunión.

    Hasta el presente se ha venido afirmando que se habían desatendido los mandatos del visitador, aunque en realidad su inobservancia fue debida al firme propósito de la Ciudad de defender la costumbre y antigua posesión en que se hallaba de que “… el Coregidor de Betanços y su teniente en su ausencia Disponga y hordene la procesion que se ace en cada un año el dia de Corpus…” (Archivo del Reino de Galicia. Legajo 25.962-33), con la participación de todos los gremios cuya asistencia era requerida bajo penas por incumplimiento  y porque además el “… gran concurso de gente que de hordinario suele ocurir ansi de dha ciudad como de fuera a ber dha proçesion…” suponía una importante fuente de ingresos para la población, (remitimos a nuestro trabajo Miscelánea de Mareantes, Crónicas de Cabildos del Gremio de San Miguel, publicado en el programa oficial de fiestas patronales de 2002 y en separata por el ayuntamiento),  razones más que suficientes para que la Justicia y Regimiento moviera Roma con Santiago en favor de que la procesión continuara saliendo al igual que antes.

    La reacción de las autoridades de la capital no se hizo esperar, según se desprende de las deliberaciones del Concejo y como consta en las actas de sus asambleas, siendo así que en la sesión municipal del 3 de junio de 1605, presidida por el licenciado Cano teniente de Corregidor y Justicia de la ciudad de Betanzos, se da cuenta de como el regidor don Antonio Pita Varela había sido comisionado para trasladarse a Santiago a gestionar ante el arzobispado la suspensión de aquellas prohibiciones y mandatos, en la siguiente guisa:

    “… En este ayuntamiº parecio el regidor Antº pita bª (Varela) y propuso que por quanto a el le avia sido cometido la yda del a… Santº çerca dela proceçion del corpus y acctos que cerca dello se avian proivido por el obispo de medauro… y çerca dello avia echo otras deligencias y traido provision para que la proçecion del corpus saliese como antes y los rretores lo consientan y no agan cerca dello deligencias algunas y otras cosas en ella declaradas que queda en poder de mi Scrivano para con ella azer las noteficaciones nesçesarias, y que en ello se avia ocupado los seis dias que se an decretado en el dho negocio y asperando para la conpusision dela cofradia de los clerigos que se avia de azer ante su ssª hel arçobispo y le uvieron por dada la dha cuenta y por libre della y mandaron que se notefique y pregone que todas las cofradias salgan con sus ofiçios como acostunbran, sin faltar ninguno en pena de mill mrvs pª la camara de su magd. [Firmado]. El Licenciado Cano, Antonio Pita Varela, San Juan Gonzalez, Fernando de Sanxiao, Bernaldo Yanes, Rafael de Villar. [Rúbricas]. Pasó ante mi. [Firmado]. Juan de Losada. [Rúbrica].”. (Archivo Municipal de Betanzos. Caja 2, sin catalogar).

     

    En principio el problema suscitado por la resolución del Obispo de Medauro quedó solventado, si bien su aplicación sería obstaculizada por el licenciado Sebastián Sánchez, cura y rector de la iglesia de Santiago de Betanzos, quien a la hora de salir la procesión del Corpus Christi el jueves 9 de junio de 1605, tergiversando los términos de la provisión del arzobispado provocó serios y graves incidentes en contra de sus resoluciones hasta temerse que pudiera aber muertes, lo que motivó un auténtico revuelo institucional. Ante semejante y descomedido procedimiento, la Justicia y Regimiento acordó efectuar la correspondiente denuncia a través del Procurador General en la sesión del siguiente día 10 de junio de 1605, presidida por el Capitán don Andrés de Salcedo, Corregidor de la ciudad de Betanzos por Su Majestad, en la que se hizo constar lo siguiente:

    “… En este ayuntamiº se propuso q por pte (parte) del abia ydo ala ciud de Santº. El rregºr Antº pita a ablar a su Ylusmª ssª El arcobispo de Santº y su probisor pª que mandasen: a las cofradias dela dha ciud y sus cofrades saliesen el dia de Corpus Xpti en la proçesion Jeneral q en la dha ciud. se azia, con sus oficios e insignias como tenian de costunbre, no enbargante quel Obispo de Medauro besitador de este arcobispado y arzedianazgo de nendos avia mandado no saliesen algunas delas dhas Ensignias y que mandasen alos Retores dela dha ciud hiciesen la dha proçesion con las dhas insignias por que el dho obispo les abia mndº (mandado) no saliesen en la dha procesion pena desComunion si en ella fuesen las dhas insignias y se entendiera quel que fuera causa de quel dho obispo mandase lo susodho fuera el licendº Sevasttªn Sanchez rretor de Santº desta ciud y ansi el dho rregºr Antº pita barela trajera la dha probision… y llegando ayer dia de corpus Xpti ala iglª de Santº. con la procesion, con toda la zera, ymagenes y sus ynsignias que en ella van para della yr aconpanando el Smo Sacramento, donde sale como es costunbre y dela dha yglª siendo… rretor el dho licendº. Sanchez, abiendo entendido queel dho Regºr antº pita avia traido la dha probision y que mediante ella no podia salir con su pretension, tomo otra forma que la imagen dela Smª Trinidad abia de ir Junto al Smº Sacramº, y que la dela madre de Dios abia de ir adelante, sacandola dela possºn y preminencia que tenia de ir delante del Smº. Sacramtº y atras dela imagen dela Smª Trinidad, para lo qual dio Grandes bozes y alboroto delante el Smº Sacramº. diciendo muchas palabras desonestas y desconpuestas y notificandosele la dha proviºn (provisión) dixera que ella se entendia con las insignias bibas y no con las dhas imaxines q heran inciertas por donde abia de ir la dha imajen en la pte que decia, de otra manera abia de consentir quel Smº. Sacramiº. Saliese en la dha procesion y lo abia de Enzerrar arremetiendo a unos y a otros, no teniendo rrespeto adonde estaba ni a la Justzª ni ayuntamiº ni clerecia que alli estavan con sus sobrepellices para efeto de ir con la dha procesion por donde hera caussa de que pudiera aber muertes y la fue de que obiese el dho alboroto y escandalo y cesase la dha procesion de salir asta las honze dadas, y porque incunbe a esta ciud dar pte dello al dho sr arcobispo y su probisor y siendo nescesario dar querella del dho Licendº Sebastªn Sanchez rretor ansi de lo suso dho como delas demas cosas quel sobredho a echo y cometido en esta dha ciud y entre los Vsº (vecinos) della pª que su ssª ponga rremedio en semejantes desordenes quel sobre dho haze para lo qual hordenaron: baya el procurador Jeneral ala dha ciud de Santº a hacer en ello lo que convenga y sea nescesario y se ocupe en ello Seis dias con el salario hordinario y dello sele de libranza y lo q gastare con letrado procuradores y scrivºs y rrezetores se le pagara…”. (Ibídem).

     

    Hay que hacer constar que la ciudad aportaba seis mil maravedís para la cera de la procesión, y que según va señalado era la responsable de su organización y buen orden, de ahí que hubiese salido airosa ante el reto de tan desconsiderado siervo de Dios.