• Nuevo órgano para la iglesia de San Francisco de Betanzos en 1753

    29 octubre 2019 • Blog

    En el centenario de su declaración como Monumento Nacional,

    el 29 de septiembre de 1919.

    En nuestra obra sobre La Ocupación de Betanzos y su Tierra por los Franceses en 1809, editada en 2013 por el ayuntamiento de Betanzos y con el patrocinio de Gadis, dedicamos el capítulo 3.2 al Convento de San Francisco, en el que se destacamos que fue su iglesia y monasterio la que más daños padeció de la ciudad, por haber sido utilizadas sus dependencias para acuartelamiento por los gabachos, en tal grado que el padre Fray Benito Estévez dejó por entonces una relación sobre lo sucedido adherida a los registros interiores del órgano, en la que entre otros extremos señala que:

    “… sus altares quedaron destrozados, quemado parte de ellos y de sus tribunas, sus paredes denegridas y aniquilado el órgano que tenía tan necesario para alivio del coro para entonar de una manera digna las alabanzas del Señor y para ocurrir a nuestra subsistencia desempeñando las funciones del culto conforme a los deseos de los fieles devotos…” (ob. cit. Página 127).

    Se trataba de un instrumento relativamente nuevo, puesto que la comunidad franciscana había concertado su fabricación en 1753, y con el compromiso de tenerlo listo para su uso en el mes de enero de 1755, por lo que contaba con cuarenta y cuatro años de antigüedad cuando fue destruido por los franceses. El ajuste del órgano fue subscrito por el Reverendo Padre Fray Eugenio Torrado, Guardián del Convento, y con el maestro de órganos don Alberto de la Peña, vecino de Santiago, en los siguientes términos:

    Dentro del Conbento de Nro Padre Sn franco. dela Ciud de Betanzos a Veinte y nuebe dias del mes de Septiembre años de mill Setezos Cinqya Y tres, Antemi escribano y testigos Parezieron presentes el Rdo. Pe. Fray Eujenio Torrado Guardina de dho Conbento y Dn Alberto dela peña vezino dela Ciudad de Santiago y mro de Organos, E dijeron entre los dos tener tratado y Conzertado el azer y fabricar un Organo para el serbizio del Culto Divino que Cotidianamente se xelebra en dho Conbento y su Yglesia Cuio Organo se ha de Conponer de los Rejistros y mas Correspondie. que se Contiene en la forma y manera Siguiente. Primeramente Un Rejistro de flautado de a treze, otro de flautado de octava entero, otra dela misma Calidad de dozena asimesmo Entero, Otro de quinzena, otro de Diez y nobena, Una Compuesta de lleno de tres Caños por punto, otro Rejistro de sinbala de tres Caños por punto, Otro Rejistro de sobre sinbala de tres Caños por punto, otro Rejistro de Corneta de media mando de tiples de siete Caños pr Punto que ha de serbir pª. eco, Un Rejistro de Clarin de mano derecha, otro Rejistro de Bajonzillo en octava de mano yzquierda, otro Rejistro de Dulzaina de ambas manos, otro Rejistro de Tronpeta Real asimesmo entero, Y lo mismo ha de llevar dho organo tinbal dela Sol rre; Un tambor en Alamire con sus Pajaros; quatro Fuelles de Rueda en Cuia Conformidad el Citado Dn Alberto a defabricar dho organo dandole el Referido Padre Guardian para ello Beinte Arrobas de estaño y ocho de plomo Con las maderas Correspondientes para la Caja de todo dho Organo y fuelles quedando a Cargo del Referido Dn Alberto el mas material nezesario buscando a su satisfazion los operarios y ofiziales que le pareziere dandole finalizado y puesto en el sitio que sele señalare para su Uso en todo el mes de enero del año que biene de mill setezos Cinquenta y Cinco y por la echura del expresado Organo y mas maniobra de ofiziales dho Pe Guardian le ha de dar y pagar nuebe mill y quinios Rs. Vellon Cada uno de a Treinta y quatro mrs (maravedis) alos plazos que el Maestro lo pidiere y nezesitare y a demas de ello queda de Quenta de dho Padre Guardina el Dar de Comer a dho Dn Alberto y a tres ofiziales ynterin durare la obra asta Cumplido el Termino prefenido (sic) En esta Conformidad dho Padre Guardian En nombre de su Sindico se obliga en toda forma de dar y pagar pr dha Razon al Citado Dn Alberto Cunpliendo este Con lo que ba pactado los Referidos nuebe mil y quinientos Reales Vellon y el Alimto para su persona y rreferidos tres ofiziales y el dho Dn Alberto en la misma manera aze la mesma obligazion… y para qe asi lo Cumpliran dieron y otorgaron todo su poder cunplido y en forma alos Juezes y Justizias y Cada uno a las de su fuero de que les agan Cunplir y aver pr firme todo lo aquí Contenido Como si fuera sentenzia definitiva de Juez Conpete dada y pasada en autoridad de Cosa Juzgada pr ambas partes… de que fueron ttos Juan Grª Obes Brme Vazqz da fraga y Dn Gaspar Ordoñez prrº todos Vezinos de esta dha Ciudad y de todo ello y de que Conosco a las ptes yo ssno Doy fee… [Firmado]. Fr. Eugenio Torrado, Alverto de la Peña. [Rúbricas]. Passo Anttemi. [Firmado]. Vicente Martinez de San Miguel.[Rúbrica].”.(Archivo Notarial Coruña. Protocolo 1.787, folio 148, del escribano Vicente Martínez de San Miguel, del número de Betanzos).

    Por esta época componían la comunidad cuarenta y cinco franciscanos, quienes sin duda formarían el correspondiente coro con el acompañamiento de tan extraordinario órgano, y calificativo que se justifica por haber sido contratado por el valor aproximado de un edificio completo en una calle de las de primer orden de la ciudad.

    Como recuerdo de este centenario presentamos dos curiosos grabados que tienen mucho que ver con el monasterio de San Francisco, y cuyos originales pertenecen al archivo particular del autor. En primer lugar se trata de una foto dedicada el 20 de octubre de 1919 por el Rdo. Padre Fray Francisco Blanco de la Rosa, en la que aparece con el resto de la comunidad. El Padre Francisco, como era conocido popularmente, es el segundo sentado por la izquierda, gran amigo que en vida fue de nuestra casa y de imborrable recuerdo, hasta el punto de acudir todos los años el 16 de agosto al domiciliode don Raimundo Núñez Codesal y sus herederos, en unión con los demás hermanos del convento, para ver el globo de San Roque desde la tercera planta de su casa de la Puerta de la Villa.

    El segundo es una instantánea sacada por don Antonio Selgas, de fecha 19 de abril de 1958, durante la visita del ministro general de los hermanos franciscanos Padre Agostino Sépinski en dirección a dicho convento, acompañado a su izquierda por el benefactor don Jesús García Iribarne, que había costeado la mayor parte de la restauración del templo tras el incendio de 1936, a su derecha por don Tomás Dapena Espinosa, alcalde de la ciudad de Betanzos, además del Capitán del puesto de la Guardia Civil y don Ramiro Prego Meirás, notario de la misma, en loor de multitudes como recordamos.

    A nuestro conocimiento ha llegado que el diseñador brigantino don Jorge Vázquez, medalla de Plata de la ciudad de Betanzos desde el 27 de octubre de 2017, adquirió la casa de los herederos de dicho don Tomás Dapena Espinosa, sita al principio de la calle de Nuestra Señora del Camino y señalada con el número 2, para la instalación de un hotel con encanto, y proyecto que consideramos de gran trascendencia e interés para toda la comarca natural de Las Mariñas de Betanzos. Con anterioridad este edificio había pertenecido a don Antolín Sánchez Valeiro, alcalde que asimismo fue de Betanzos, y en cuyos jardines se encuentran los capiteles y basas góticos del desaparecido claustro de San Francisco, como simple adorno (Vid., nuestro artículo Cien años de la Historia de un Monasterio publicado en la Voz de Galicia del 15 de agosto de 1967, págs., 36 y 37). Desde hace más de cincuenta años, hemos realizado numerosas gestiones con sus sucesores, y en concreto con nuestro buen amigo don Enrique Dapena García, para que dichas piezas fueran devueltas al convento sin éxito hasta el presente, y como la comunidad franciscana decidió abandonar nuestra ciudad en 1992, es de esperar de la demostrada generosidad y bonhomía de don Jorge Vázquez la donación a la Ciudad de dichas piezas, para que una vez recobradas, como parte que son del patrimonio histórico-artístico de la misma, puedan ser expuestas a la curiosidad y conocimiento de los naturales y visitantes.

    Tres de los capiteles y basas que conformaron el claustro de San Francisco de Betanzos, que entre otros se encuentran en el jardín de la casa nº 2 de la calle de Nuestra Señora del Camino de dicha ciudad. Fotos de don Manuel Ares Faraldo, archivo del autor.