• Monasterio de San Salvador de Bergondo

    Publicado en el Programa Oficial de Fiestas Patronales de Bergondo el 01/08/1987

    El sello Real de la confirmación de sus privilegios por Enrique II

    Desde que mi buen amigo el cultísimo acadérnico D. Antonio Linage Conde, declaró sabiamente a “LAS MARIÑAS, PAISAJE MONÁSTICO”, se acrecentó el interés por el estudio de nuestros monasterios, y no menos por lo lamentable de su estado.

    Pero no es la hora de comentar los sinsabores que los amantes del arte advertirnos sobre el abandono en que se encuentran. Sí lo es de referirme a una concreción, que escueta en tiempo de realización y espacio, me solicita la comisión de festejos del vecino y para mi entrañable municipio.

    Uno de los más importantes monasterios de “Las Mariñas dos Condes”, fue sin duda el de San Salvador de Bergondo, cenobio colonizador (al decir de mi colega el cronista D. Hipólito de Sa Bravo) que ya en el año 1138 recibía privilegios del Rey Alfonso VII. Que conste que privilegios muy necesarios para soportar la constante presión que la nueva ciudad de Betanzos ejercía sobre algunos de sus derechos. Pronto, Alfonso X, en 1256, le acoge bajo su protección, con el fin de librarle de apropiaciones indebidas de poderosos señores, frecuentes en proporción a la ampliación que Alfonso IX hiciera, el 15 de Abril de 1218, al incorporar a su señorío los bienes que la corona real mantenía dentro del coto del monasterio.

    El Rey Enrique II en las Cortes de Toro, a petición del abad y monjes del monasterio de San Salvador de Bergondo, otorgó carta de confirmación de todos sus privilegios, usos, costumbres, donaciones y franquicias, concedidos por sus antecesores “Dada en las Cortes de Toro, doce dias de septiembre, era de mil e quatrocientos e nueve annos”. Por todos es sabido que la diferencia entre Era y Año es de 38 años, por lo que corresponde al año 1371.

    Y justamente he llegado al documento del que pende, por hilos de seda rojos y amarillos, un sello de plomo de 51 mms. de diámetro, borroso, impronta nº 80, que se encuentra en el Archivo Histórico Nacional, en el armario 2, cajón 20, número 14. Es el sello que corresponde a la confirmación del Rey Enrique II, que seguidamente se describe:¹

    ANVERSO. Mayestático. (El Rey aparece sentado sobre dos leones sin corona, que asoman medio cuerpo uno de cada lado del rey. Éste se halla vestido con túnica larga, y sobre el a un manto que recoge sobre las rodillas. En la cabeza lleva corona de tres florones, el del centro en forma de cruz; y en las manos derecha e izquierda, respectivamente, tiene una espada de arriaz recto y pomo flordelizado, y el mundo rematado por una cruz de grandes proporciones. La leyenda bordea el sello entre dos gráfilas. Capital y minúscula)

    † S : ENRICI : DEI : GRA[CIA : REGI]S :
    CASTELLE : ET LEGIONIS

    REVERSO. Castillos y leones contrapuestos en cuarteles. (Cuartelado por una gran cruz, que remata en pequeñas flores de lis alternando castillos y leones rampantes con corona)

    † S : ENRICI : DEI : GRAC[IA :] RE[GI]S :
    CASTELLE : ET LEGIONIS

    Únicamente lamento no poder presentarlo en gráfico, inconveniente de la premura impuesta, que nos obliga a dejarlo para otra ocasión.

    ¹ Archivo Histórico Nacional. Monasterio de San Salvador de Bergondo -R-2. Sellos nº 245.