• Miño: la Capilla de San Juan del Hospital de la Arena (II)

    10 julio 2015 • Blog

    Capilla de San Juan de la Arena, ubicada en Sombreo (Miño) desde 1832. Foto del autor, 1984.Un mes y medio después, en el mismo lugar de Loyos y feligresía de Santa María de Miño, el 13 de mayo de 1675, Marcos Pérez y Catalina Lopez, otorgaban escritura de presentación de capellán según habían prescrito en la escritura de fundación antecedente, de manera:

    “…que por cuanto la dha Catalina Lopez era patrona Ynsolidun de la capilla del ssr San Juan de la arena Ynclusa en esta dha frª (feligresía) de miño Diozisis de mondonedo La qual dha capilla pr no tener Renta ninguna Mas de solo una anega de pan cada año pª sus Reparos. Y no se allavan prenzipios de su fundacion, ni prinzipio para que se ubiesse orixinado ni tenia otro aumento alguno el culto devino y los otorgantes deseandolo tubiesse con el zelo y servicio de dios nuestro Sr y de azer bien y ayudar a sus parientes en treinta dias del mes de mzo (marzo) Pasado deste ano avian echo donacion y dotacion a dha capilla de los vienes Raices propios suyos qe constara de la hescritura sobre qe avian fundado seis misas Recadas cada año y avian nonbrado pr Primero Capellan al lzdo Pedro perez purriños sobrino del dho Marcos perez clerigo de prima Tonsura… Dijeron presentavan y apresentaron la dha Capilla del sr Sanjuº en el dho lzº (licenciado) Pedro Perez Purriños persona de buena bida y costunbre y en quien concurren las calidades nezesarias Y piden y suppcan Al ssr obispo de mondonedo que hes deste obispado en cuya diozisis hesta la dha capilla y a su probisor le den y agan dar titulo y Colacion della y la posesion della como hes costunbre y se hace en las demas capellanias de legos… hestando presentes por testigos Antonio porca vzº (vecino) de santome de bemantes y andres tenrreiro y Juº das penas criado de los otorgantes vzos (vecinos) desta dha frª e yo ssnº doi fee Conozco dhos otorgantes.[Firmado] Marcos Perez, Como testigo y a rruego Antonio Porca [Rúbricas]. Paso ante mi. [Firmado] Antonio Lopez Seoane [Rúbrica].” (Ibídem. Folio 100).

    Tres años después, en la feligresía de San Salvador de Villozás, el 6 de febrero de 1678, el licenciado Antonio Garcia Hermida, clérigo presbítero vecino y natural de la misma, como “…ultimo poseedor de la capilla de San Juan da Area Ynstituida en la frª de sstª Maria de miño…”, renunciaba en su patrono y obispado por su imposibilidad de atenderla convenientemente y “…por estar distante desta dha frª donde esta assistiendo en vienes que tiene de su patrimonio. Y demas dello allarse con lizª (licencia) de su ssª Ylustrissima el ssor arcobispo de sstº y su provisor para poder dicir missa en este arcobispado y servir una capellania que tiene en la ciud de Vetanzos instituida en la yglesia parroquial de sstª Maria del acougue della en donde se dicen en cada un ano veinte y quatro missas cantadas en cada mes dos qe se intitula la capilla de nuestra ssª dela angustia pr nominacion y dejacion que della le hico el lizdo antonio Do Rio del Villar clerigo presbitero vzº de la frª de ssn pedro de villarmayor…” (Ibídem. Protocolo 611, folio 91).

    A la vista de la renuncia antecedente, el patrono Marcos Pérez como viudo de Catalina López, en el lugar de Loyos el 28 de febrero de 1678, y usando de su derecho:

    “…la presentava y presento en el lizdo Domingo Cortes Hermida clerigo de menores ordenes vecino y rresidente en dha frª perssona de buena vida y costumbres y en quien concurren las calidades necessarias para ser tal capellan de dha capilla…y Juro en forma pr Dios nuestro Sr. y sse (sobre) una ssenal de cruz que hico con su mano derecha de que yo scribano doi fee de que pr rraon (razón) de acer esta apresentaon no a entervenido ni interviene dinero, oro, plata…ni especie della pr ser como es el dho lzdo Domingo Cortes hermida mui pariente Suyo…” (Ibídem. Folio 12).

    Transcurridos quince años y en la ciudad de Betanzos, el 13 de diciembre de 1693, sus sucesores Antonio Perez y Catalina López, labradores vecinos del lugar de Fiobre, coto de San Salvador de Bergondo, manifiestan que hace cosa de catorce años teniendo necesidad de caudal, pasaron a visitar a Pantaleón da Ribeira, vecino de la feligresía de San Pantaleón das Viñas:

    “…y le quitaron por bia de enprestito beinte y quatro ducados de vellon y por ellos le dejaron un pedaco de heredad labradia sita en la fra de santa maria de miño y a do dizen San Juan da harea, de senbradura de dos ferrados de trigo poco mas o menos, segun testa por una parte con camino que ba dela puente del puerco para miño y por otra con heredad del dho pantaleon da rribeira y por otra testa con la hermita de san Juan da harea, y por otros sus limetes y demarcaçiones segun hes bien conoçida…” (Ibídem. Protocolo 859, folio 80, del escribano Juan Mendez del Corral, del número de Betanzos).

    Y propiedad que le venden por treinta y tres ducados, habida cuenta de que no les había cobrado los réditos, y compensación con la que el préstamo quedaba cancelado.

    Con motivo de la desamortización y al igual que sucedió con buena parte de los bienes de la Iglesia, cofradías y fundaciones religiosas, que pasarían a manos privadas por su enajenación por el Estado, se habría de promover en 1832 un pleito ante la Real Audiencia del Reino de Galicia, en razón a los bienes de la Capilla de San Juan de la Arena. En el procedimiento se especifica que había sido fundada por Marcos Pérez y por Catalina López en calidad de patronato lego, dotándola con ciertos bienes que constan en la escritura de fundación, que se incrementarían con la agregación efectuada por el licenciado don Juan da Ribeyra, de la que es poseedor el Canónigo prebendado de Santiago don Jacobo Garcia con sus bienes, que son los que reclama, y con los que afrontaría el coste de la nueva fábrica. El 3 de diciembre de 1832, doña María de Lema, vecina de Betanzos, manifiesta que en esta capilla había sido fundada por los bisabuelos de su primer marido don Manuel Ribeira, se entiende que establecieron otra fundación, hijo de Juan da Ribeira (en el Catastro de Ensenada figura como dueño de un barco que producía 600 reales al año, que compaginaba con el oficio de labrador, según hemos tratado en nuestro libro de Miño), quien el 20 de octubre de 1704 habitaba una casa en el lugar de Sombreu que era foral y de dominio de la Capilla, y solar en el que se habría de construir el nuevo templo, cuya erección consta como finalizada en Sombreo en 1832 (Archivo del Reino de Galicia. Real Audiencia. Legajo 23.313-28).

    En la inscripción grabada en el dintel de la puerta principal de la Capilla, ha quedado constancia de haber sido dicho Canónigo prebendado de la Catedral Compostelana el promotor del monumento:

    “D JACOBO GARCIA LA HIZO AÑO 1833″.

    Tras varios años de abandono, en 1981 fue propiciada su restauración por don Manuel Domingo Castiñeira Picallo, rector de la parroquia de Santa María de Miño, quien contó con la generosa colaboración de sus feligreses y lugareños, y actuación que ha permitido la restitución del culto en la Capilla (remitimos a nuestra obra Miño, apuntes históricos y guía del Municipio, Fundación CaixaGalicia 1984, pág., 50).