• La Casa de la Almena y el polvorín de la Real Hacienda

    30 marzo 2018 • Blog

    Las capitales de provincia del Antiguo Régimen disponían de depósitos de pólvora o almacenes para su distribución en casos de alarma o rebato. Se encontraban bajo el control del Cabo de las compañías formadas en cada una de las siete capitales que conformaban la Junta del Reino de Galicia, y por lo general se custodiaba en locales que proporcionaban las respectivas Justicia y Regimiento como responsables de su administración por delegación de la Capitanía General del mismo. Presentamos a continuación el último lugar en el que estuvo depositada en la ciudad de Betanzos por la Real Hacienda hasta su definitivo traslado a La Coruña a mediados del siglo XIX, con el fin de privar la construcción de un polvorín en despoblado.

    El edificio señalado con el número 6 de la calle de la Puerta de la Ciudad pertenecía al mayorazgo de la Casa de Acevedo y “Casa de la Almena” que le fue arrendada a don Antonio Novo y Bermúdez por su propietario don Francisco de Paula Acevedo y Sarmiento, regidor perpetuo del corregimiento de Betanzos de donde es vecino, el 8 de febrero de 1787, con la siguiente descripción:

    “…una Casa que el otorgte tiene, y esta Sita en la Calle de los Plateros de esta rreferda Ciudad compuesta de Alto con su Balcon que dice a dha Calle por donde tiene su entrada, Dos Ventanas, un Quarto Arrimado a la Pared Medianil de la Casa dela Viuda y heros. de Antonio Sanchez Couceiro, Cerrado con su Puerta pecho y llave, Cocina con Chiminea, y junto a ella una Puerta que sale para la Almena y Salido correspondie a la misma Casa, que se halla Losado para el Blanqueo de la Cera que travaja y en que Comercia dho Nobo, Fayado y piso Correspondiente, y en este otra Dispensa con su Puerta y Zerradura, dos tiendas en la entrada que dice a la expuesta Calle, ygualmte Cerradas, Cavalleriza y Bodega Separada y cerrada con su Puerta, pecho, y llave, todo ello compuesto y rreparado delo necesario, Segun confina por la frontera, Aire Norueste o travesio con la citada Calle de los Plateros, y principio de la nombrada Rua traviesa, por la de arriba que dice al Vendaval con la de la Viuda y heros del expresdo Antonio Sanchez Couzro, y por la de abajo Aire Nordes con Casa de los de Dn Joaquín Tenrreiro que vive Dn> Juan Pereira Boticario, bien conocida y del otorgte. y de sus Vinculos y Maiorazgos…”. (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 2.127, folio 32, del escribano Manuel José Couceiro del número de Betanzos).

    Dicho arriendo era efectuado por espacio de un lustro y en precio de cuatrocientos ochenta reales de vellón de a treinta y cuatro maravedís cada uno al año. Según indica el documento antecedente la casa inmediata estaba habitada por el boticario don Juan Francisco Pereira de Castro, dueño del oficio de Visitador de Boticas en este Reino, antecesor de los titulares de la Farmacia Couceiro Serrano, la más antigua y monumental de Galicia (consta en activo en 1714), y edificio cuyo dominio pertenecía a la Casa y Pazo de Bañobre.

    Transcurrido medio siglo le fue aforada a don Cosme Antolín Serrano por la sucesora del citado don Francisco de Paula Acevedo, su hija doña Antonia Vicenta Acevedo y Vivero con poder y consentimiento de su tercer marido don Benito Menacho y Calogero, Teniente Coronel del Regimiento Provincial de Betanzos y laureado de San Fernando, hijo del célebre General don Rafael Menacho héroe nacional de la Guerra de la Independencia fallecido en la defensa y sitio de la ciudad de Badajoz, perteneciente a sus bienes vinculares y privativos, por escritura formalizada en La Coruña el 9 de mayo de 1837 por ante el escribano Domingo Antonio Taboada, a saber:

    …Una casa con su alto, salido y almena, sita en la calle de los plateros de esta dicha Ciudad, que confina al poniente con Dn. Juan San Martín, Trabesio con la en que vive Dn. Cosme Antolin Serrano, mediodía con la Almena y por el Norte con la Calle, cuya casa se halla enteramente deteriorada y con especialidad la pared medianil dela del Dn Cosme, según por menor resulta del estado judicial que se ha tomado cuando la propia señora entro en posesion; por lo que y dimanado de las circunstancias, no puede reunir medios pª. reedificarla y delibero aforarla a sugeto que lo verificase presentandose al yntento el Dn. Cosme Antolin que se combino en dar por ella anualmente trescientos rrs y treinta mrs y ademas satisfacer a los propios de le espresada Ciudad ocho rs y treynta mrs asi bien cada año…”. (Archivo Municipal de Betanzos. Caja 5.799, folio 84, sin catalogar).

    Según puede apreciarse en el documento anterior se sitúa el edificio como perteneciente a la calle de los Plateros, y seis años después figura en el padrón formando parte de la calle de La Puerta de la Ciudad, su antigua y tradicional denominación. La pensión que debía satisfacer a los Propios y Arbitrios de la misma era por la Almena de la muralla que llevaba aforada, razón del bautizo de este edificio como “Casa de la Almena”, y a la que se halla adosada la casa número 1 de la Fuente de Unta con fachada igualmente a la Plazuela de la Botica, en la actualidad llamada de don Marcelino Etcheverría.

    Entre las cantidades que percibía su nieto don Alejandro Rivadeneira Quiroga y Acevedo, licenciado en Jurisprudencia y vecino de Madrid, como primogénito de don José Antonio Rivadeneira y Acevedo y doña María Josefa Quiroga y Moscoso, y este último habido del primer matrimonio de doña Antonia Vicenta Acevedro y Vivero con don José Antonio Rivadeneira Navia Bolaño y Quindós, cuyo casamiento tuvo lugar en Lugo el 4 de julio de 1797, asentaba su mayordomo en cuenta:

    “…trescientos rs en dinero que paga por pension anualmente Dn Cosme Serrano por foro de la Casa de la Almena…” (Ibídem. Caja 5.798, folios 60 y 110, sin catalogar).

    Con la adquisición por don Cosme Antolín Serrano de la casa señalada con el antiguo número cuatro, y una vez construida de nuevo desde cimientos, se habría de producir el cambio de la Administración Provincial de Rentas Reales que hasta entonces estaba ubicada en la cabecera o manzana entre la Cruz Verde y la calle de los Ángeles para este inmueble. El edificio donde se encontraban dichas oficinas de Hacienda era propiedad de don Agustín Fernández Iglesias, Contador Honorario del Ejército y Director General de la Provisión de Marina en el Departamento de Ferrol, según consta en el escritura de compra a don Juan Antonio Sanjurjo Montenegro el 21 de noviembre de 1803 (sobre esta casa véase nuestra obra La Ocupación de Betanzos y su Tierra por los Franceses en 1809. Betanzos 2013, página 51), y solar sobre el que se edificó la “Villa Mª Agueda” por el matrimonio formado por don Eduardo González García y doña Agueda García Iribarne entre 1914-1916.

    En Betanzos el 28 de diciembre de 1838 el doctor don Juan María Ramos, Subdelegado de Rentas de este Partido, don Felipe Montero y Vallesa, Contador, y su Administrador don Juan Eizaguirre, manifiestan ante escribano que a propuesta suya el Intendente General de la Provincia:

    …prebino la remocion de los Almacenes de Tabacos, tercena, Depositario y oficinas al interior del Pueblo, por la conocida inseguridad que ofrece el Edificio aislado en que actualmente se hallan en el Barrio de la Cruz Verde, y de consiguiente… no hallaron otro que la casa que en la actualidad está concluyendo de edificar el Dn Cosme Antolin Serrano en el sitio de la Puerta de la Villa por el lado de la Ruatrabiesa marcada con el numero cuatro… por tenor de la presente Escritura el Dn Cosme… da en arrendamiento a los espresados señores… como representantes dela Hacienda… la casa referida en el espuesto precio de ocho rs y medio diarios… ha de comenzar a correr… para el primero del año entrante… todos los vajos y todo el primer piso alto… y el resto de un real y medio del ynsignuado Señor Administrador, quien por esta cantidad pasará a habitar las mas piezas sobrantes…[Firmado] Dor Dn Juan Mª Ramos, Felipe Montero, Juan Eyzaguirre, Cosme A. Serrano, Juan Mª Iglesias, Josef Abelenda [Rúbricas]. Ante mi. [Firmado] Manuel José Couceiro [Rúbrica].” (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 3.776, folio 138, del escribano Manuel José Couceiro del número de Betanzos).

    En el edificio de extramuros y Barrio del Campo de la Feria se pagaban siete reales diarios de renta. La referencia a la inseguridad se traduce en la primera guerra carlista; ataques, asaltos y robos por los facciosos que merodeaban por la jurisdicción; contrabando, venta de artículos no autorizados y un largo etc., que mantuvo la cárcel a rebosar hasta el punto de verse obligados al traslado de presos hacia otros presidios, además de establecer prisiones en otros locales como el edificio Archivo destinado exclusivamente para oficiales, y esto a mayores de las múltiples fianzas carceleras que engrosan los protocolos. Una vez instaladas las oficinas y el domicilio del administrador en el nuevo emplazamiento, también fue trasladada a la bodega independiente de esta casa el almacén de la pólvora que Hacienda custodiaba en el edificio de la Administración de Rentas Provinciales, y que antiguamente lo había estado en el ayuntamiento en 1605 (véase la entrada La Casa Consistorial del 4 de marzo de 2018 de nuestra web) y en la torre de la “Caramona” del Puente Viejo, esta última abatida en el otoño de 1821 durante el conocido como Trienio Liberal, según hemos tratado en el artículo “La Caramona y los apartaderos del Puente Viejo de Betanzos”, publicado en nuestra web el 14 de marzo de 2016.

    Se suscita la necesidad del traslado de la pólvora en la sesión municipal del 16 de mayo de 1845, presidida por el abogado don Juan María Ramos Chas, en esta guisa:

    “…Tambien se dió cuenta de una esposicion de barios vecinos de este Pueblo fecha Catorce del actual á la que acompañan barios antecedentes relatibos á la Traslación dela polbora qe se halla en los almacenes dela Casa Administracion de Rtas. y pr la qe. toda la ecsistencia de aquel genero se pase á una pieza del Suprimido Combento de Santo Domingo de esta Ciudad qe. señales el Aymo., y asimismo se ha visto otra Ynstancia del diez y seis suscrita pr. Dn José Hilario Nabeira qe tambien habia rubricado la de qe. ba hecho merito pr la qe manifiesta lo peligroso que es depositar polvora en el referido edificio por lo que retira su apoyo á esta moción; y pr fin un oficio del Sr Yntendente del trece en el cual solicita qe. esta Corporacion le informe acerca dela espuesta traslacion cuanto halle conducente; y consiguiente á todo acuerda qe por de pronto la ultima instancia del Señor Nabeira se junte á los antecedentes… y teniendo presente qe por este documento se demuestra que el Combento por estar colocado casi entre la Poblacion y en sitio en qe son las mayores concurrencias con motibo de las ferias; por tener una Yglesia de frecuente concurrencia con especialidad en dias festibos; y por estar en fin destinado á Cuartel habitado por la guarnicion de Ynfantª. y Caballeria y hallarse pegada á sus paredes una Taberna pública de pertenencia particular no es local en qe. pueda depositarse polvora sin eminente riesgo de una espolsion (sic, léase explosión) y de qe obcurran infinitas y lamentables desgracias de todos generos; considerando qe. el edificio nombrado Archibo se encuentra en igual posicion; y ademas sin bentanas ni puertas seguras en lo interior habitado en sus piezas bajas y con el Teatro en uno de sus lienzos, pr cuyos poderosos causales no es aplicable al fin qe. se pretende, del propio modo acuerda: que con la posible urgencia se manifieste esto al mismo Señor Yntendente en ebacuacion del informe qe. tubo á bien prebenir; y qe de todo se ponga copia Certificada a continuacion dela dicha ultima Ynstª. del Dn José Hilario Nabeira pª. qe. tanto él como los mas interesados puedan instar la conserbaºn dela polbora en los almacenes de la Capital de donde puedan surtirse los Partidos en pequeñas porciones, ó bien en local qe fuera de esta poblacion y sus arrabales se prepare el obgeto pr cuenta dela Hacienda pública… Asi lo acordaron S.S.S. y firman de que yo S[ecreta]rio Certifico… [Firmado] Juan Maria Ramos, Agustín Núñez, Andrés de Castro, José Sánchez Vaamonde, Salvador Angel Cordero [Rúbricas].” (Archivo Municipal de Betanzos. Caja 24, sin catalogar).

    A la sesión antecedente también asistió el Procurador Síndico del ayuntamiento don Froylán Troche y Zúñiga, aunque no conste su firma. La exposición presentada deja bien clara la posición de los vecinos y en concreto del teniente de Infantería retirado don José Hilario Nabeira Lodeiro, alcalde que había sido de la ciudad desde el 16 de marzo de 1838 al 4 de marzo de 1839, y que según lo acordado por la Corporación deberá remitirse copia al señor Intendente General de la Provincia para que a tenor de su contenido disponga las providencias oportunas. La postura del señor Naveira era comprensible habida cuenta que su casa tenía acceso por la Puerta de la Villa y por la Plazuela de la Botica, y asimismo tenía conexión por la parte de atrás con el Callejón de Sombrereros a dos pasos de la entrada del almacén de la pólvora, bodega independiente y posterior de la “Casa de la Almena” con su “Puerta, pecho y llave”, según se ha constatado.

    Las oficinas de la Administración de Rentas Reales de Betanzos fueron trasladas paulatinamente a la Coruña con todos sus servicios, a excepción de la recaudación de contribuciones que fue regentada por un funcionario nombrado por la Intendencia General de la Provincia, como consecuencia de la pérdida de la capitalidad provincial el 24 de abril de 1834.

     Recordamos cuando habitaba esta casa doña Pilar Ares Castro, en cuyo bajo tenía instalada una peluquería de caballeros don Jesús Vidal, y posteriormente fue ocupado por “Confecciones Chela” sin parangón en géneros de punto, que sumaba cuatro sietes con ceros previos en los dos últimos para facilitar la comunicación sin rasgones.