• La calle detrás del Archivo: Avenida de Linares Rivas ( I )

    13 noviembre 2020 • Blog

    En el veinticinco aniversario como Cronista Oficial del Ayuntamiento de Miño.

    En nuestra obra Morfología Urbana de Betanzos de los Caballeros-Extramuros…, editada por el Ayuntamiento, Gadis y Abanca en 2015, (Capítulo XI.II, pág., 217) tratamos sobre la apertura de la carretera por el Frade en 1866, actual Avenida Jesús García Naveira, y su enlace con la carretera de La Coruña a Madrid a su paso por el Picardel, y tramo obtenido merced a las gestiones de don Maximiliano Linares Rivas, Gobernador de la Provincia, con su hermano don Aureliano, Ministro de Fomento, para sacar adelante el proyecto de la conocida como Travesía de Betanzos, más adelante titulada Avenida de Linares Rivas, como veremos.

    Av. Linares Rivas.1950. Original archivo autor

    Efectivamente era de perentoria necesidad el facilitar el acceso del ganado hacia la Feria Nueva, formada sobre una finca de dieciséis ferrados adquirida por la municipalidad en 1864, en la antigua dehesa de Cachiñas, para librar a la plaza del Campo de la Feria del tránsito de los ganados que accedían a la población por el antiguo Puente de Las Cascas, en dirección hacia aquella nueva feria de ganados, lo que provocaba multitud de problemas a los transeúntes, obstrucciones a los puestos de venta, atascamientos y atropellos, entre otras molestias (Ob.Cit. Capítulo XI.III. La Feria Nueva, página 233). El proyecto en su conjunto se llevaría a efecto mediante dos actuaciones, la primera según va dicho era la conexión de la Feria Nueva con el nuevo vial que por el Frade se conectaba con la carretera a la Golada, a través del nuevo puente de las Cascas, y por lo tanto el tramo situado detrás del edificio Archivo; y la segunda desde este punto hasta la carretera general de La Coruña a Madrid, conocido como Cachiñas de Arriba o Valdoncel, y que pasamos a tratar en este orden.

    La precaria situación del erario municipal habría de dilatar el proyecto y periodo intermedio de ejecución que pasamos a pormenorizar, en razón a su importancia e interés para conocimiento general de la Historia de nuestras calles, que a fin de cuentas configuran la Historia de la Ciudad. Catorce años después de la apertura de la carretera por el Frade, y en la sesión extraordinaria del 26 de enero de 1880, presidida por el alcalde don Manuel Sánchez Cordero, se da:

    «… cuenta del informe ó moción suscrita por los Sres. individuos de la comisión de obras D. Andrés Arrive Quiza y D. Agustín Leis Cernadas fechado en este día por el que se demuestra la gran conveniencia y utilidad, y hasta si se quiere la necesidad de llevar a efecto el proyecto hace yá años concevido de dar nueva entrada al espacioso campo en que se celebra la feria del ganado vacuno poniéndolo á la vez en comunicación directa con las dos carreteras del Estado denominadas de la Golada y de Herbes á Fontán; que dicho objeto se consigue, abriendo una Calle o Carretera que empalme con la espresada dela Golada y punto en que se halla situada la nueva casa de D. Manuel Turrao, continuando la paralela al terrado del edificio Archivo en dirección Norte, hasta el esquinal Sur del edificio Hospital de San Antonio de Padua; con lo que al paso que se consigue dar una entrada directa a los ganados que a la feria concurren de los Ayuntamientos de Oza, Cesuras, Abegondo, y otros, se evita que la aglomeración de animales al dar la vuelta por el campo de la feria para entrar en la del ganado, interrumpa el tránsito de las gentes y los puestos públicos, causando atropellos y los consiguientes desordenes en la feria, perjudicando de un modo notable la limpieza y buen ornato publico; y el Ayuntamiento enterado… acuerda conformarse con todo lo contenido; que respecto de los propietarios delas cinco porciones ó parcelas de terreno que se precisan para la apertura dela nueva calle… y no se abengan voluntaria y buenamente alas proposiciones… dela Comisión de obras… se proceda inmediatamente ála instrucción del Oportuno Expediente de espropiación en el orden y forma que establece la legislación vigente en la materia…» (Archivo Municipal Betanzos. Actas Capitulares. Caja 30, sin catalogar).

    De inmediato la Comisión de Obras encarga el peritaje de las cinco propiedades a expropiar, y una vez efectuado procede a la aprobación de los honorarios de la peritación, sobre los que se trata en la sesión municipal supletoria con carácter de ordinaria del 1º de abril de 1880, presidida por el mismo mandatario, quien interviene para informar a la Corporación:

    «… que el perito agrimensor Don Constantino Ares Mancera vecino de esta Ciudad, anotara… por el trabajo de reconocimiento, mensura y tasa de las fincas que la Corporación acordó espropiar al sitio que dicen el Archivo, o por otro nombre el Frade, para la apertura de la nueva Calle que ha de poner en comunicación la feria del ganado vacuno con la carretera de la Golada, la cantidad de cincuenta pesetas… y el Ayuntamiento… acuerda se le paguen… contra el capítulo de imprevistos…» (Ibídem).

    Una vez en conocimiento del ayuntamiento el alcance económico de la inversión, por los terrenos que colindan con la muralla del edificio construido para sede del Archivo General de Galicia, se pone en conocimiento de la Corporación en la sesión supletoria con carácter de ordinaria del 13 de mayo de 1880, presidida por el citado alcalde, en la que entre otros asuntos:

    «… Se dió cuenta de las diligencias practicadas a los dueños de las fincas sitas donde llaman el Frade ó por otro nombre detras del Archivo y de las contestaciones dadas por los mismos, conformandose con la tasacion hecha por el Perito agrimensor Don Constantino Ares Mancera, vecino de esta Ciudad, de las partes de sus respectivas fincas, que el Ayuntamiento precisa tomar para la apertura de la nueva calle que há de unir y comunicar el campo de la feria del ganado vacuno con la carretera denominada de la Golada, que conduce ademas á la Estación dela via-ferrea de la Infesta, consintiendo la expropiación previa la indemnización ó pago del precio de tasación marcado á cada finca y a condición de que si llegan a edificar casa, cuadra o bodega; los cimientos han de ser construidos sobre el muro que el Ayuntamiento construya para el cierre de dichas fincas; y la Corporación teniendo presentes las contestaciones dadas por cuatro delos cinco propietarios que han sido notificados respecto á la condición de que se deja hecho merito, que equivale a la fijación de linea para la edificación que lleguen á hacer, acuerda desde luego que las fachadas esteriores de las casas, bodegas o cuadras que construyan tengan la misma linea que el muro de cierre delas fincas que el Ayuntamiento ha de egecutar antes de abrir la calle al tránsito público…» (Ibídem).

    En la misma junta corporativa se trata nuevamente sobre la construcción del muro de contención, con orientación hacia el Sur, de la siguiente manera:

    «… Diose cuenta del informe ebacuado por la Comisión de Obras de veinte y dos de Abril último, respecto dela construcción del muro de cierre de las cinco parcelas ó porciones de terreno de la propiedad de José Grien Caramelo por su muger Carlota Ares Brage, Antolina Rodríguez Leitón, Don Manuel Turrao Layos, Don Agustin Valderrama Iglesias y Dª Antonia Ares Torres, vecinos los cuatro primeros de esta Ciudad y esta de la parroquia de San Salvador de Pazos en el Distrito municipal de Puenteceso, y que en parte fueron espropiadas para la apertura de la nueva calle que ha de poner en comunicación el campo de la Feria del ganado vacuno con la carretera de la Golada, sitas dichas parcelas o porciones de terreno en el sitio denominado do Frade, ó por otro nombre detrás del Archivo, cuyo informe contiene el presupuesto del costo que ascenderá el espresado muro de cierre, y las condiciones que han de regir, su construcción; y el Ayuntamiento de conformidad… acuerda aprobarlo, que se anuncie el remate de dicha obra para el día… oportuno el Señor Alcalde Presidente á medio de bando segun costumbre, y que el acto tenga efecto bajo su presidencia y con asistencia del Caballero Regidor Sindico…» (Ibídem).

    Como no se hubieran presentado licitadores a la subasta, no le queda otro remedio a las autoridades locales que determinar su directa intervención, y delicado asunto que se trata en sesión de igual nivel de fecha 24 de junio de 1880, presidida por el mismo alcalde, y en la que:

    «… Diose cuenta de no haber tenido efecto la subasta y remate del muro de cierre de la nueva calle… por falta de licitadores; y el Ayuntamiento acuerda que el espediente vuelva de nuevo a la Comisión de Obras, a fin de que en el plazo más corto que el sea posible y asociandose de persona facultativa, si lo creyese necesario, formule el proyecto, presupuesto y pliego de condiciones de las obras necesarias para poner en estado de viabilidad la espresada calle…» (Ibídem).

    De inmediato se procede a la ejecución de las obras durante el verano del mismo año, de manera que en la sesión municipal supletoria con carácter de ordinaria del 28 de octubre de 1880, presidida por don José Ramón Gómez López, tercer teniente de alcalde haciendo las veces de alcalde, se hace constar en acta su intervención en esta guisa:

    «… Por el Sr. alcalde presidente se manifestó a la Corporación; que por varios vecinos se le había reclamado la colocación de un farol en la entrada de la Calle nueva que comunica la Carretera de la Golada con el campo de la feria de Ganado vacuno, que hace poco se halla abierta al tránsito, y el ayuntamiento… acuerda que por los Señores dela Comisión de alumbrado se disponga la colocación de dicho farol… en el punto que crea mas aproposito…» (Ibídem).

    Dos años después los propietarios se dirigen a la Corporación para que construya el muro de contención convenido, y solicitud sobre la que se trata en la sesión municipal ordinaria del 22 de mayo de 1882, presidida por el alcalde don César Sánchez San Martín, en la que se da:

    «… cuenta de una instancia suscrita por don Agustín Valderrama Iglesias y mas consortes, por la que piden ala Corporación se sirva llevar á efecto la construcción del muro de cierre de las fincas de su propiedad sitas en la monteria del Frade, que han cedido en parte para la apertura dela calle que ha de unir el campo dela feria del ganado vacuno con la Carretera denominada dela Golada; y el Ayuntamiento acuerda que… pase ala comisión de obras para informe…» (Ibídem).

    Al mes siguiente y en la sesión ordinaria del 26 de junio de 1882, presidida por el mismo alcalde, se trata sobre la primera solicitud de obra para la construcción de un edificio en este nuevo vial, presentada por doña Antolina Rodríguez Leitón, vecina de Betanzos, y casa que pretende fabricar de nueva planta «… en donde llaman el Frade ó por otro nombre Tras del Archivo…», para que se le señale linea y rasante de la solera de la puerta de ingreso y además de una bodega o cuadra de planta baja, con puerta de entrada de cantería al mismo nivel, y la Corporación acuerda conceder la licencia o permiso de obras a que se refiere.

    Dos años después, doña Antolina Rodríguez Leitón, presenta otra petición para construir tres bodegas en el mismo lugar, e instancia sobre la que se trata en la sesión supletoria con carácter ordinaria del 11 de junio de 1884, presidida por el alcalde don Manuel Sánchez Cordero, como sigue:

    «… pretendiendo se le conceda autorización para poder edificar tres bodegas en las inmediaciones de su casa sita en la Calle que enlaza la Carretera denominada de la Golada y Herves á Fontán con la feria del ganado vacuno de esta población, acuerda pase a la Comisión de Obras para informe…» (Ibídem. Caja 31, sin catalogar).

    Dicho permiso fue aprobado por el ayuntamiento al mes siguiente. En la sesión supletoria con carácter de ordinaria del 17 de julio de 1884, bajo la presidencia del mismo alcalde anterior, se da cuenta de tres informes de la Comisión de Obras de fecha 21 de junio y del 6 del corriente, siendo la primera:

    «… de las instancias formuladas por Dª Antonia Rodríguez Leitón en veintiuno  de dicha mes de Junio… pidiendo se conceda licencia… para poder edificar dos bodegas á la mano izquierda entrando en la casa que habita sita en la calle de la Feria nueva que existe por detrás del edificio Archivo y alameda, y se le alce la suspensión de otra que tiene empezada á la mano derecha entrando de dicha casa… Y la Corporación enterada acuerda conceder dichas licencias…» (Ibídem).

    En el mismo sentido lo efectúa don Francisco Crespo Tomé cuatro años más tarde, e instancia de la que se da cuenta en la sesión ordinaria del 27 de febrero de 1888, presidida por don César Sánchez San Martín, en la que solicita licencia de obra para cerrar con una pared de quince o dieciséis cuartas de alto, el terreno contiguo a su casa sin número «… sita en la calle de Detrás de la Alameda ó Archivo de este pueblo, dando frente al ramal o empalme de la carretera… que de esta Ciudad va á la Golada…». Además en orientación Sur, es decir a la izquierda entrando en dicha casa, un portalón que permita el acceso de un carro del país cargado, y la Corporación acuerda conceder el permiso de obra de que se trata.

    (Continuará).