• Elección de Mayordomos para la fiesta de San Roque en 1637

    10 agosto 2017 • Blog

    Portada de las Ordenanzas de la Cofradía de San Roque, obra del autor y disponible en este sitio web para su descarga.En nuestra Historia Documentada de Betanzos, le dedicamos un capítulo a La Cofradía de San Roque (Tomo I, página 460 y stes.) en el que tratamos acerca del voto efectuado a nuestro glorioso patrono San Roque desde el año 1416, cuyo sexto centenario conmemoramos el pasado año con la publicación y transcripción de las Ordenanzas de la Cofradía formadas y aprobadas en el Cabildo que celebraron los cofrades dentro de su Capilla en 1579, obsequio del cronista que subscribe a todos los ciudadanos que acudieron a la solemne Función del Voto celebrada en la iglesia del ex-convento de Santo Domingo de Betanzos el 16 de agosto de 2016, presidida por el Exmo. Sr. Don Julián Barrio Barrio, arzobispo de la Diócesis Compostelana, y que fue ofrecido por la parroquia de Santiago como recuerdo de la efemérides, y acto en el que se situó una placa conmemorativa en la Capilla y lateral derecho del altar, que fue descubierta por el oferente alcalde en nombre y representación de la ciudadanía de Betanzos.

    Para la disposición de los actos de la festividad de San Roque de cada año, se reunía en el interior de su Capilla en Cabildo la Justicia y Regimiento en unión de los cofrades y algunos vecinos, con el fin de nombrar los mayordomos que habrían de encargarse de la organización de dichas Fiestas en los años siguientes. Tenía lugar esta Junta dentro de los tres días posteriores al día del Santo Patrono, de manera que tras los festejos del año 1637 se reunieron el 18 de agosto para la elección de quienes habrían de organizarlos y sufragarlos en los seis años siguientes al de 1638, puesto que los de este último ya habían sido nombrados en el anterior Cabildo. De este señalado Capítulo, celebrado en el interior de su ermita según va dicho, ha quedado constancia por ante escribano en los siguientes términos:

    “Autos sobre Elesion de mayordomos de la cofradia del Sr San Roque desta çiudad de Betanzos [Encabezamiento].

    En la ciudad de Betanzos y dentro de la ermita del Sr San Roque della A diez y ocho dias del mes de agosto de mil y seiscientos e trtª y siete años, Por ante mi ssº  estando Juntos en su Cabildo la Justicia y Regimiº desta dha ciud y algunos de los vzºs (vecinos) della Usando de la Costunbre qe tienen de Eligir y nonbrar Mayordomos qe agan y se acuda a celebrar la Fiesta del Sr San Roque desta dha ciudad en cada un ano y en especial su md (merced) El Regºr (Regidor) domingo calbino Theniente de Corregidor e Justicia, El Regºr antonio pita barela, alonso ares de guntin, El ldo (licenciado) Rº (Rodrigo) Colmelo Bermudez Regidor y alcalde mayor, El Ldo Antº Diaz de Losada, antº de Pineyro procurador general, gregº Gomez Beya, Don Juº albarado, Juº grª de la bezeRa (Juan García de la Becerra), El Cappan (Capitán) baltasar diaz Morelle y Omana, Pº gozez (Gonzalez) de Parga ssº (escrivano) de Su magd, Pº manzanas de Moscoso ssº del numº (número) desta dha ciud, Antº Sobrino de Parga, El lcdo Juº de Aba figª (Figueroa), Blas gozez de bamde (Vaamonde) Ror, Juan Anguiano mercader todos vzºs dela dha çiudad dijeron qe Por quanto al de Presste (Presente) abia dispedido de ser tal mayordomo de dha fiesta su md dicho Theniente de Corregor (Corregidor) y Pº manzanas de Moscoso ssº, y Para El ano de Seiscientos e trª y ocho estaba Eligido El dho licendo Rº Colmelo Bermudez Regor (Regidor) y alcalde mayor desta dha ciudad y Domingo Chanteiro y andrad Procurador y bzos (vecinos) della y Para los mas anos alo adelante se sepa qe Personas an de subceder en los suso dho y Celebrar a HonRa de dho Santo dha fiesta Mandaron se eche a suertes y dende luego nonbraron y Eligieron por mayordomos de los dhos Licendo (Licenciado) Rº Colmelo Bermudez y domingo Chanteiro y andrad A Cada Uno como le toCare Por suerte y Conpanero y abiendo Eligido fueron los segtes:

    Don Juan de albarado.

    El Licendo antº diaz de Losada Ror desta ciud.

    El Capitan Juº de sangiao Ulloa y Rivadeneyra.

    Juan Grª dela BezeRA.

    El ldo Rodrigo de Lago Figª.

    Gregorio Gomez Beya ssnº.

    Domingo de Amenedo ssnº.

    Domingo diaz de quiroga Mercader.

    El Capitan miguel Hordones (Hordoñez).

    antº Maseda de Trabada boticario.

    Pedro das Penas boticario.

    Juan abellon de Sarandones hescribano.

    Los quales Mandaron echen suertes Para qe se sepa los qe toca Cada Uno acudir a honRa de dha Fiesta y luego se ycieron dhos nonbres En Papel y doblados En suertes binieron a sacar Por Conpaneros en ello qe Cuyden y ayuden a los suso dhos pª dho Efeto los seguientes:

    1639. Pª El ano de mill y seiscientos e trª y nuebe a Juan garcia de la bezeRa y al licendo Rodrigo de lago Figª.

    1640. Para el ano de mill y seiscientos y quarenta al Cappan Juº de Sangiao y Juº abellon escrivano.

    1641. Pª El ano de mill y seiscientos y quarenta y Uno Domingo de amenedo ssº y antº maseda trabada boticario.

    1642. Pª El ano de seiscientos y quarenta y dos Don Juº albarado y gregº Gomez beya scrivano.

    1643. Pª El ano de seiscientos y quarenta e tres El Regºr antº diaz de losada y pº das Penas boticario.

    1644. Pª El ano de mill y seisºs e Quarenta y quatro El Cappan Miguel hordones y dº diaz de quiroga.

    qe bisto lo suso dho dieron por echo dho nonbramiento y mandaron seles notifique lo açeten y lo firmaron algunos delos suso dhos por si y los demas Por ebitar Prolegidad y dello yo ssº doy ffee. [Firmado] Domingo Calviño, El ldo Bermudez, El ldo Antonio Diaz de Losada, Antonio de Piñeiro, Juan de Sangiao Ulloa y Rivadeneira, Gregorio Gomez Veiya [Rúbricas].” (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 288, folio 145, del escribano Domingo Díaz Hermida, del número de Betanzos).

    Por esta época la población estaba profundamente afectada por el contagio del aire corrompido que padecían los malagueños, según manifiesta Covarrubias en su Tesoro de la Lengua Castellana o Española (Madrid 1611), quien al definir la PESTE señala que:

    “…He visto un papel impreso a instancia del ilustrísimo y reverendísimo señor fray Antonio Enríquez, obispo de Málaga, por los años de 1637, padeciendo aquella ciudad el contagio; y habiéndose leído me ha parecido poner aquí algunos remedios por haberlos ordenado entonces los mejores médicos y haber sentido gran mejoría al usarlos; y dejando aquí los remedios espirituales de procesiones, rogativas y santos ejercicios, para aplacar los enojos de Dios y solicitar su misericordia, de los corporales sea el primero, dice, estar con buen ánimo, sin temor y miedo, porque al que más se pega este mal es al medroso…”.

    El arzobispo de Santiago, en un momento de la celebración del VI Centenario del voto realizado por Betanzos a San Roque. Foto Arume.Es bien sabido que para intervenir en la gran celebración eucarística del Corpus Christi acudían las cruces de las parroquias de la Jurisdicción Real de Betanzos, con las que se encabezaba el solemne desfile profesional que con gran pompa salía de la iglesia matriz y recorría las principales calles de la localidad, al que también asistía la Justicia y Regimiento en forma de Ciudad, tema que hemos tratado con anterioridad en trabajos específicos, y cruces que eran acompañadas por sus respectivos feligreses por lo que la afluencia era multitudinaria y de gran significación para dicha capital. Ante estos antecedentes, todavía no entendemos como no han sido invitadas a participar las feligresías de las Mariñas de Betanzos y sus respectivas autoridades locales en la procesión del sexto centenario con las imágenes de San Roque obrantes en sus respectivos templos, y con anterioridad o a posteriori expuestas al público para exaltación de los devotos y su contemplación artística en lugar destacado de nuestra población. Hubiese sido las más lucida manifestación cívico-religiosa del peregrino de Montpelier en Betanzos y su Tierra, en agradecimiento por haber mitigado y librado del apocalíptico mal de la peste negra a sus habitantes en el transcurso de seiscientos años de Patronazgo Tutelar. ¡Qué lástima!