• Dieta del hospital de San Antonio de Betanzos en 1705

    11 diciembre 2012 • Blog

    In memoriam de don Santiago de la Fuente García S.J.,
    fundador del Grupo Untia,  fallecido ayer en la
    República Dominicana en el ejercicio de su ministerio,
    con el que hemos colaborado y mantenido
    estrecha relación personal y humanística
    .

    Médico en un Hospital - Grabado de 1682El 10 de abril de 1674, se formalizaba la escritura fundacional del Hospital de San Antonio de Padua de Betanzos, debido a la generosidad de don Antonio Sánchez de Taibo y de doña Estefanía de Valencia y Guzmán, su mujer (veánse nuestros trabajos sobre el Camino Inglés a Santiago, en el programa de festejos de San Roque, Betanzos 1993. También en “La Peregrinería del hospital de San Antonio de Betanzos”, libro de Actas del Congreso Nacional de Cronistas Oficiales, Cordoba 1994. Y en La Hospitalidad en el Camino Inglés“, Actas del II Congreso Internacional de Estudios Jacobeos, celebrado en Ferrol en 1996, Tomo II, P. 247, Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia 1998).

    En los albores del siglo XVIII, el 24 de Mayo de 1705, realizaba una Visita a esta institución por disposición del arzobispado, el Sr. Doctor don Juan Crisóstomo Verdugo, de cuyas resultas actuaría como juez de comisión, con asistencia del regidor don Francisco Pardo de Castro y Andrade, patrono del convento de Santo Domingo (fallecido el 4 de mayo de 1710, y que figura en la documentación con los apellidos en distinto orden), con el fin de tomar información sobre su realidad y de su  administración por el licenciado don Pedro Guerra das Seixas.

    Entre otros testigos es llamado a declarar el enfermero Domingo Amado, que llevaba 28 años trabajando en el hospital por su oficio, es decir casi desde su apertura en enero de 1675, quien después de efectuar el preceptivo juramento, manifestaba que en ese momento el hospital tan sólo contaba con trece o catorce camas de poca utilidad para ambos sexos, y al referirse a los enfermos declaraba:

    “…A los quales se les dava de hordinario por desayuno una taza de sopa de manteca o un guebo escalfado con un corteson de pan en migas rebuelto todo, y a medio dia una libra de Carnero  entre tres enfermos con un quarto de pan, y a la noche dos guebos frescos con un quarto de pan y el que no los queria se le dava lo mesmo que al desayuno, y a los que señalava el medico se les diese algunas gotas de vino se les dava a cada uno a medio dia y noche la tercia parte de un quartillo, y si les mandava dho Medico dar gallina conserva o otro alimento se les daba todas beces porque pidiendoselo  algunas a la criada de dho Administrador que haçe oficio de cozinera respondia bien podian pasar los enfermos con la racion hordinaria que se les dava…” (Archivo diocesano de Santiago. Fondo General, legajo 1.262).

    Desde el año 1703, ejercía como médico de este centro asistencial don Roque Sánchez de Arraña, perteneciente a un noble linaje hidalgo con firmes raíces en Betanzos.