• Desapego con la Función del Voto durante la II República

    16 agosto 2021 • Blog

    Dedicado al brigantino don Carlos Arévalo por sus éxitos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

    Instaurada la Segunda República el 14 de abril de 1931, al día siguiente tomaba posesión la nueva Corporación del Excmo. Ayuntamiento de Betanzos, y entre las medidas adoptadas se dispuso no participar en las procesiones y actos religiosos, y decisión en la que se incluyó la antigua celebración de la Función del Voto, asumida por la coalición republicano-socialista a lo largo de su mandato.

    Comitiva de la Exma. Corporación Municipal para la Función del Voto a San Roque.

    En la sesión municipal del 3 de agosto de 1931, presidida por don Víctor Montoto Arias, se trata sobre los cuidados del vestuario de los maceros y alguaciles veedores municipales, a custodia y cuidado de dos vecinas de la población, y asunto sobre el que se manifiesta:

    «… que como actualmente no tenían que asistir á los actos religiosos, convenía determinar si había de continuar en poder de la persona encargada ó depositarlo en la casa Consistorial…» (Archivo Municipal de Betanzos. Caja 48, sin catalogar).

    Volvería a recuperarse la antigua e inmemorial costumbre tras el Alzamiento Nacional de 1936, y sesión municipal supletoria de ordinaria del 19 de julio de 1937, presidida por don Juan Jesús García Iribarne, en la que interviene el concejal don Santiago Moretón Simón, sección de «Ruegos y Preguntas», para significar:

    «… El Sr. Moretón, manifiesta que debía facultarse á la Comisión correspondiente para llevar á cabo la función del voto que este año debe hacerse, á su entender, con la debida solemnidad, todo ello sin perjuicio de tomar el acuerdo procedente y en firme en la próxima sesión, pero que para ganar tiempo sería conveniente que la Comisión fuese estudiando el asunto…» (Ibídem. Caja 51, sin catalogar).

    Fue así como en la sesión quincenal ordinaria del 2 de agosto de 1937, bajo la misma presidencia, don Santiago Moretón Simón presenta la propuesta anunciada del tenor siguiente:

    «… Dióse cuenta de otra moción del propio Concejal, para que la Excma Corporación acuerde restablecer el Voto que la ciudad hizo á San Roque, y celebrar la función votiva correspondiente, asistiendo á la misma y á la procesión del Santo la referida Corporación bajo mazas, como se vino haciendo siempre desde su implantación, y que los gastos se sufraguen con cargo á la consignación presupuesta para festejos.

    Y la Excma Corporación enterada de la moción de referencia, y en vista de que el Ayuntamiento constitucional de 1.416 había acordado erigir por su Patrono Tutelar al glorioso San Roque, que había concedido la gracia de la desaparición de la terrible peste, que causó infinidad de víctimas en la ciudad, comprometiéndose á celebrarle anualmente solemnes vísperas, el día quince de Agosto de cada año, y función también solemne al siguiente día 16, á la que había de concurrir la Corporación municipal con pendón y mazas, y la representación de los cinco gremios que existían por aquel entonces en la ciudad, acordó, por unanimidad, ratificar el acuerdo mencionado, y tenerlo y guardarlo como de obligada observancia para la sucesivo, así como sacar procesionalmente la imagen del Santo en la tarde del referido día 15, para que el pueblo en general pueda rendir al mismo el homenaje de fé que le corresponde; y por último, todos los gastos que con tal motivo se originen sean de cuenta y cargo del presupuesto municipal y capítulo destinado a festividades públicas… [Firmado]. Juan Jesús García, Gonzalo González, Félix Martín, Santiago Moretón, Luis Soto López, Marcelino Garrido, Antonio Pérez, José Maceiras, Alonso Pérez, Ángel Vázquez, Antonio Pérez, Benito Sánchez.[Rúbricas].». (Ibídem).

    Y facultad que garantizó la continuidad de tan histórica celebración hasta el presente.

    Hacemos votos a nuestro Glorioso Patrono San Roque para que interceda ante el Todopoderoso y nos libre de la pandemia que venimos padeciendo.