• Contrato de un órgano para la iglesia de Santiago de Betanzos en 1592 (II)

    8 diciembre 2019 • Blog

    Con anterioridad al otorgamiento del contrato antecedente, los feligreses de la iglesia matriz habían prometido suplir lo que falta de efectivo a la fábrica para hacer frente a los gastos del nuevo órgano, y compromiso formalizado en la capilla de San Pedro y San Pablo el 21 de enero de 1592 por ante el mismo escribano. Como los responsables de las capillas de fundación no se abrían a colaborar como era debido, el rector Juan Rodríguez de Soto y el mayordomo frabiquero Bartolomé Martínez arremeten contra ellos y les previenen de las consecuencias al manifestar por ante el mismo escribano:

    «… E por lo q tocava al bien dela dha iglesia dixeron q por estar el horgano que en ella abia viejo aRuinado e desbaratado de tal manera que no serbia y porque del la dha iglesia thenia mucha neçesidad para el serviº del offº debino abian mandado llamar a Pº  minez (Martínez) de montenegro maestro questaba prse (presente) para les adreçar el qual les allava de tal manª que no les podia adreçar sino fundir y açer de nuebo e por ello pedia quatroçientos ducados y el dho organo y estano del y por la dha ygª ser pobre e no thener fabrica ni Renta no lo podria pagar por lo qul abian procurado que los feligreses diesen y ellos abian dado alguna limosna y avian procurado con el licdº  juan Rºs (Rodríguez) de soto rretor tratase con los bicarios e mayordomos e patronos delas capillas que avia dentro y enclusas en la dha capilla e iglesia que diesen alguna cosa pª ayuda del dho rreparo y obra los quales rreusaban dello…». (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 14, folio 43, del escribano Juan Pérez Álvarez del número y Ayuntamiento de Betanzos).

    Y en consecuencia les intimida en forma de que si no «… quedaren y se obligaren de dar alguna quantia comoda para ayuda… En ningº dia de fiesta ni de sus misas, que el dho Rector no pueda dar ni de consentimiento para ello por manera alguna ni amistad ni aficion que a ello le mueba ni enteres que se le ofresca y que la llave del dho organo e puerta del la tenga el dho mayordomo ques o fuere de aqui adelante…», de manera que no pueda ser utilizado por las respectivas capillas fundacionales que no colaboren debidamente.

    Al día siguiente se obligaron ochenta y seis vecinos, el día 26 lo efectuaron tres en el atrio de dicha iglesia, el día 28 lo hicieron veintitrés, en presencia de Pedro de Prol, Bartolomé da Torre, el regidor Lopo Díaz de Piñeiro y otros muchos, y el 12 de julio lo prometieron otros seis, de cuyo traslado dió fé el escribano Juan Pérez Álvarez del número y Ayuntamiento de Betanzos. Las aportaciones de los más adinerados no pasan de seis ducados y los restantes hablan de reales, aunque no cabe duda de su caritativo gesto, y en algún caso quizás algo forzado por la presión eclesiástica (Ibídem. Protocolo 14, folio 40).

    No cabe duda que se trataba de una consecución de vital importancia para la parroquia y a su vez para la ciudad, e inversión que contó con aportaciones testamentarias en apoyo de la iniciativa. En este sentido se da cuenta en Betanzos el 26 de abril de 1592, por ante escribano, con la presencia de Juan Rodríguez Xuárez, Teniente de Corregidor y Justicia de dicha ciudad, el licenciado Juan Rodríguez de Soto, rector de la iglesia de Santiago, Agustín Rodríguez da Torre, Martín Vidal Morelle, regidores, el bachiller Orgeira, el bachiller Antonio Tenreiro, Fernando de Sangiao, Juan Fernández, Rodrigo de Lago, Gómez de Baamonde procurador general, Bernardo Yanes, feligreses de dicha iglesia, de como el cerero Diego García, como cumplidor testamentario del mercader Juan Fernández de Joanço, vecinos de Betanzos, destina cincuenta ducados para el nuevo órgano debido a “… que no habia alcanzado el donativo de los feligreses…”, y otros cincuenta para reparos “… en especial para un paño guardapolbo y cielo para anparo del retablo y para un calice con su patena…”, todo un capital en aquella época, y con la obligación de que se diga una misa rezada el cuarto día siguiente al Señor Santiago por el alma del fallecido mercader. Para comprender el alcance del legado, con cien ducados se podría adquirir una buena casa en pleno centro de la ciudad (Ibídem. Folio 130).

    A pesar de los esfuerzos y el interés general mostrado en favor del nuevo instrumento, la instalación del órgano habría de demorarse por lo menos cuatro años. En Betanzos el 9 de mayo de 1596 se otorgan poderes para agilizar el montaje y puesta a punto del órgano en este tenor:

    Sepan quantos esta carta de poder y procuracion vieren como nos Juan bidal dapena, bernardo yanes de barral, agustin Rodriguez dela Torre, San Juan gonçalez rregidores, alonso ares de guntin procurador grl (general), el licendo Manuel de bamde (Baamonde) Retor, tomas de palaçios boticario, domingo Rº (Rodríguez), gonçalo Rº de araujo Retor felegreses dela ygª de Santº e mas felegreses della ausentes porquien obligamos e prestamos cauon(caución) de Rato so espresa obligaçion delos bies (bienes) della que abemos por bueno lo por nos en su nre (nombre) echo y otorgado eneste poder porel thenor de la presente carta Otorgsº e conosçemos que damos nro poder cunplido en forma según lo tenemos y en tal caso lo podemos dar y de drº (derecho) mas debe baler a vos Juº gsº (González) troncoso bº (vecino) dela dha çiudad questais prese espeçialmte pª. Requerir a pº (Pedro) mynez (Martínez) de montenegro horganista a que benga acavar e açer e asentar el organo dela dha ygª e cunplir lo q esta obligdo e Requerirle con la paga o parte della e por lo demas açer siendo nçesº obligaon e seguridad dela paga e açer qualquier contrato de obligaon. rreqrimº e deligª neçesaria… Otorgado en la çiudad de betanços a nueve dias del mes de mayo de mill y qusº noventa y seys anos estdo presentes por testigos Alonso basquez e rrº (Rodrigo) dabeçerra regidor e Franco albarez hijo de pº albarez e yo scrvno que doy ffe conosco los Otorgantes. [Firmado]. Juan Vidal da Pena, Agustin Rodriguez, Bernardo Yañes, Licenciado Baamonde. [Rúbricas].”. (Archivo Municipal Betanzos. Caja 3.099, folio 105, del escribano Juan Pérez Álvarez, del número y Ayuntamiento de Betanzos, sin catalogar).

    Por lo visto el maestro Pedro Martínez de Montenegro no había fallecido en 1594 como se viene afirmando, según consta en la reclamación que le formulan los feligreses y autoridades de la ciudad de Betanzos, para que termine la fábrica del órgano para la iglesia de Santiago en la primavera de 1596.

    (Continuará).

    La capilla de S. Pedro y S. Pablo de la iglesia de Santiago, siglo XVI. Foto de Lacoste de los años veinte del pasado siglo, edición Hijos de A. Núñez, archivo del autor.