• Betanzos: Testamento de una enferma del mal de San Lázaro en 1604

    1 noviembre 2019 • Blog

    El pasado 28 de octubre publicamos la entrada Betanzos: Triste división patrimonial por contagio de la lepra en 1619, en la que tratamos sobre la terrible separación del matrimonio formado por Blas López y su mujer María Fernández, vecinos de Betanzos, por haber contraído dicha María el “mal de San Lázaro”. Como continuación sacamos a la luz los amargos sentimientos de Mayor Rodriguez de Abegondo, casada con Juan de Abegondo, asimismo contagiada de dicha enfermedad, según hace constar en sus últimas voluntades y testamento otorgado el 9 de agosto de 1606 en la leproseríadel arrabal de la Magdalena de la ciudad de Betanzos.

    En el Tesoro de la Lengua Castellana o Española de Sebastián de Covarrubias (Madrid 1611), al definir el término Gafoentre otras apreciaciones dice que:

    “… Una cosa he notado, y pocos la deben haber advertido, que ultra de estar los hospitales de San Antón y San Lázaro fuera de los lugares, los que piden para ellos no demandan la limosna a voces, como los demás pobres, sino que el uno pide tocando una campanilla y el otro unas tabletas, teniendo consideración con que siendo éstos como siervos de aquellos hospitales, que han curado y sanado en ellos, los dedican a este ministerio; y porque con la voz podrían alterar y contaminar el aire no les permiten dar voces, sino tan solamente hacer señal con aquellos dos instrumentos diputados para ello y conocidos por todos. Un poco ha sido largo este discurso, pero estaráse dicho para cuando lleguemos a la palabra lepra, cuya famosa especie en la del gafo…”.

    Nos toca ahora adentrarnos en lo manifestado por la sobredicha Mayor Rodríguez de Abegondo y sobre todo en las mandas de sus últimas voluntades, para entrever en lo posible el doloroso fondo de su aflicción y su estado de ánimo, ante la espantosa situación de aislamiento social y padecimientos a que se ve sometida por la progresiva calamidad apocalíptica que padece:

    En el nonbre de Dios amen Sepan quantos esta carta de manda y testamº bieren como yo mayor rrs dabegondo muger de Juan dabegondo labrador questoy mala y enferma en el hospital de San Laçaro dela madalena dela ciudad de betanços y sana del juicio y entendimiento natural que dios me dio, temiendome de la ora dela muerte porque he de pasar como toda criatura bibiente… ago mi testamento, por el qual mando… al cligo (clérigo) o flaire que me tobiere por la mano y me ayudare a bien morir dos rreales. E mando enterrar mi cuerpo en la ygª de Santamaria madalena, o adonde paresciere a mi cunplidor. E mando quel dia que falesciere, si fuere ora de decir misa me agan decir tres misas enla capilla delas Animas del mº (monasterio) de san franco de la dha çiudad de betanços y sino se podieren decir se digan el otro dia seguiente. E mdo. que el dho dia del entierro me agan decir doce misas las tres cantadas y las demas Reçadas y bayan con el Responso sobre mi sepultura E mando que den a los pobres de san Laçaro a cada uno quatro quartos e una cantara de bino según paresciere a mis Cunplidores. Y mando que me digan y agan decir por mi Anima y de quen Encargo y obligacion otras quarenta y cinco missas las quales me agan decir dentro de dos años primeros seguientes despues de mi falescimento, y digo que mando que las siete camisas que tenga la una se de al comunal dela horden y otra ala Ama y la otra a mª da Vella y otra a ctaª diaz y la otra para mi entierrro e pobres dela Horden ala que toviere mas necesidad. E mando que la mi saya nueba de color se de a maria Rica porque le debo y asu marido tres ducados para que sea pago dellos y de lo que soy obligada y le encargo de ser mi Cunplidor. e mando una de mis tocas se de a maria moça que me aconpana, y otra la den a catª (Catalina) cascuda, y la otra sea pª amortajar mi cuerpo, y digo queno debo ni me deven otra cosa mas delo que digo e un poco de grano questa en un fuelle se de a su dueña q le veniere a buscar, e mando a la Santa cruçada y Redençion de cautivos diez mrs (maravedís) e no ayan mas en mis vienes. E dexo por mi cunplidores testamentarios para que cunplan este mi testamento al dho Juan davegondo mi marido e Pº (Pedro)Rico teçelan y por acusador pª que lo aga cunplir a Bertolame rrico y le doi poder cunplido pª q tome de mis vienes tanta parte q vaste alo cunplir, e despues de cunplido e pago en lo demas Remanesçiente de mis bienes muebles y Raiçes dexo por mi ynibersal heredero al dho Juan davegondo pa que los llieve ussefrute por la buena conpania e amor que con el tubo y tengo y por el bien que me hiço en mi enfermedad, conque al tiempo de su falesçimiento dexe libremente los dhos mis bienes e mitad que me toca a un pariente onrrado cristiano, e con cargo y obligaon e con tal condon selos dexo que me aga deçir en cada un Ano dos misas rreçadas en el altar de la hermita de Santa mª madalena y bayan con el Responso sobre mi sepultura las quales misas se digan el dia de Señor San Laçaro e su vispera e otro dia seguie y sino las dixere ql tal año que faltare q el mayordomo dela dha horden de San Laçaro las aga deçir y entre e goçe la dha horden los dhos mis vienes y si la dha horden no las quisiere açer deçir por alguna causa las aga deçir la cofradia dela Santa Trinidad de betancos y llieve los dhos vienes y sino las quissiere deçir que la dha mi parte de vienes se benda y destribuya en misas por mi anima e de mis padres e del dho mi marido para lo sea cunplidor el dho Bartolome rrico, o sus suçesores despues del yten digo que delos vienes muebles e Raices que me perteneçian por mis padres Jacome Rrs (Rodríguez) y maria Perez difuntos no llebe ni goce cosa alguna y les llieven mis hermanos e no me quisieron dar ni conosçer en parte dellos mas de que diçen dieron al dho Juan dabegondo mi marido treinta ducados pa çierto rruido que ubo mando que si Juan darmesto les quisiere pedir e demandar y sacar la parte que me cabe les pueda pedir de demandar para lo qual les doy poder en forma según lo tengo conque sacados de las dos partes dellos, a mis cunplidores y acusador para que les agan deçir en misas el dho Juan dabegondo los procure sacar y llevar el uso fruto dellos por su vida e despues les vendan e digan en misas como dho es y las dos partes las llieve el dho Juan darmesto por su trabajo y obligaçion q le tengo y si el dho Juan darmesto no les quisiere pedir sacarles pida y saque el dho Juan dabegondo e mis cunplidores, e digo que ssi los dhos mis hermanos mostraren Recaudo e satisfaçion de como deben dona al dho Juan dabegondo mi marido los dhos treinta ducados se los tomen en cuenta e pª en pago de los frutos e del prençipal, y esto doy e otorgo por mi manda y testamento… E por no saber firmar Ruego a antonio gonçalez lo firme por mi de su nonbre enel rregº ques hecho y otorgado en la casa de morada dela dicha mayor rrs dabegondo enla dha horden dela madalena a diez e nueve dias del mes de agosto de mill y seiscientos y seis años estando presentes por tsº (testigos)Juan de Losada scrno del numero y concejo de la dha çiudad e Juan brao labrador vº della e juan damenedo vo de la frª de San Payo dearanga y alonso martinez vº dela dha felgª e yo scrvno que doi fee que conosco la otorgante. Passo ante mi. [Firmado]. Juan Perez Alvarez.[Rúbrica].(Al pie de firma) fui a la madalena e no Recevi mas de dos Reales de que doi ffe.[Rúbrica].”.(Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 21, folio 196 vº, del escribano Juan Pérez Álvarez del número de Betanzos).

    Según se puede apreciar convive con María en una de las casas que conforman el Hospital de San Lázaro y se manda enterrar en la iglesia de la Magdalena; dispone limosnas a sus hermanos pobres allí acogidos y distribuye sus ropas entre ellos con señalización de beneficiarios, además manda que su capital se destine a misas por su alma y la de sus padres en dicha capilla o en la de la Santísima Trinidad de Betanzos, instituida en la iglesia de Santiago, matriz de la ciudad, perteneciente al gremio de los sastres, siempre bajo el control de su querido marido a quien le está muy agradecida por las atenciones que tuvo con ella con motivo de la enfermedad que padece y por el amor que siempre le ha mostrado.

    Grabado de la colección del Autor.

    Por dicho testamento y ante la incierta hora de la muerte, manifiesta al comienzo que “… por el qual mando mi Anima a mi Senor e Salvador Jesucristo que la Redemio por su preçiosa sange enla beracruz pa q salida de mi cuerpo pecador la quiera a su santa gloria pª donde fue criada e Ruego e pido por md (merced) ala birgen gloriosa Santa maria su vendita madre que con todos los Santos dela corte celestial quiera ser mi abogada en este Ruego…”. Una petición que recordamos en el día de Todos los Santos con el ruego de que nos protejan de las asechanzas del Diablo y de su tribu de malsines.