• Betanzos: supresión del corregimiento diviso en 1748

    16 abril 2016 • Blog

    Retrato del rey Fernando VILa ciudad de Betanzos de los Caballeros mantuvo serios problemas con la Corona a la hora de recibir al corregidor que le había sido asignado, generalmente en razón a los malos tratamientos que habían padecido durante anteriores mandatos, e incluso por nombrar a parientes de aquellos de los que temían represalias (remitimos a nuestra Historia Documentada de Betanzos de los Caballeros, tomo I, página 119. Fundación Caixa Galicia 1984). A pesar de las reclamaciones elevadas a la Corte, se abría de imponer el sabio designio de los Reyes Católicos , como sucedió con el nombramiento de Diego Maldonado, que provocó la Real Provisión otorgada en Medina del Campo el 18 de diciembre de 1480 (Ibídem. Tomo II, apéndice XVI), con la orden de recibirlo como corregidor, de pagarle un salario de ciento cincuenta maravedís diarios y con la prevención de apresar a quien intentara impedirlo.

    Por entonces, las ciudades realengas de La Coruña y Betanzos titulaban a una de las cinco provincias que componían el Reino de Galicia, y contaban con un corregimiento diviso, es decir un mismo corregidor que gobernaba por turno en ambas capitales, y toma de posesión que generó numerosos conflictos entre ellas según hemos tratado en la obra citada, en la que también consta la relación de todos los que ejercieron este oficio durante los siglos XV y XVI. Esta engorrosa situación, motivó a la ciudad de Betanzos para conseguir el apoyo del Consejo Real y obtener el favor de la Corona con el nombramiento de un corregidor exclusivo, como vamos a ver.

    En la obra “Política para Corregidores y Señores de vasallos, en tiempo de Paz, y de Guerra“, del que es autor Jerónimo Castillo de Bobadilla, tratado escrito en 1597 que mantiene toda su vigencia y del que debiera examinarse a todo pretendiente a un cargo concejil, al referirse al corregimiento de La Coruña y Betanzos manifiesta:

    “El Corregidor de las ciudades de la Coruña, y Betanços tiene de salario ciento y veynte y seys mil y seyscientos maravedis, pagados en propios, La Coruña treynta y seys mil y seyscientos, y Betanços veynte mil: tiene mas de ayuda de costa cincuenta mil maravedis en penas de Cámara, y diez mil por hazedor de Rentas Reales, y otros diez mil que se le han acrecentado, y las decimas de los forasteros”. (Lib. V. Cap. XII, pág. 647).

    Y con las lógicas variaciones salariales se mantuvieron hasta el 6 de abril de 1748, en que se comunica a la ciudad de Betanzos la Real Cédula de Fernando VI, por la que se le concedía un corregidor letrado con separación del de La Coruña, en los siguientes términos:

    ” En la Villa de Madrid a dos de Abrill de mill setecientos y Quarenta y ocho ante los sres. del Conssº de S M. (Consejo de Su Majestad) se pressentó la peticion Sigte.

    Petizion. [Marginado]. M I S. Pedro de Rueda Osorio en nre dela Ciud de Vetanzos de Voz, y Voto en Cortes. ante V.A. Digo que haviendosse consultado a S.M. sobre que en dha Ciudad deve ponerse un Correxor (Corregidor) Juez de letras pra. su mejor govierno y admon. de Justicia: Se ha dignado S.M. conformarsse con el parecer del Conssº. en esta atencion y en la de necesitar la Ciud (roto)parte esta Resolucion: Suppcº. a V.A. se sirva mandar que el pressente srio Essnº de Camara de a mi parte Certificacion con inssercion dela Consulta y decreto de S.M. para el fin expressado q así es Justicia que pido Juro etcétera: Pedro de Rueda Osorio.

    Y vista la peticion referida por los sres del Conssº. por decreto que proveieron el enunciado día dos deste mes, mandaron que para los efectos que huviesse lugar se diere a la parte de la Ciudad de Vetanzos la Certificacion que pedia delo que Constase y fuesse de dar en cuio Cumplimiento Dn. Migl. frnz (Fernández) Munilla srio del Rey Nuestro sr. su essnº de Camrª. (Cámara) mas antiguo y de Govº del Conssº. Certifico que el Rey (Dios le ge.) a consulta de los señores deel, de veinte y dos de Diciembre del año proximo passado en que pusso en su Real noticia los Varios litigios seguidos por la Ciud de Vetanzos con Dn Juan de Neira y Ron Thente (Teniente) de Correxor deella, nombrado por el intendente de aquel Reino, qe lo es de las dos Ciudades, sobre que no se le permitiesse el Usso y Egerçicio de dho empleo, y sela Concediesse facultad prª. tener un Corregidor letrado con Separacion del dela Coruña como lo tenía la Ciud de Orensse, con que se Escussaria alos litigantes dispendios y gastos de Assessorías y los perjuicios que experimentavan de la asussencia del Corregidor al Govº. y administracion de Justicia dela Coruña; Y enterado S.M. delo referido.

    Seha Servido Deferir del establecimtº. de dho Corregimiento prª. la Ciudad de Vetanzos con independiencia del de la Coruña, y con el Salario de trescientos ducados annuales conqe dha Ciud está pronta, y a ofrecido dotarle de sus Propios, y En su defecto de Arvitrios, y mandar al Conssº. dela Camara, le proponga Sugetos para este Corregimiento.

    Como lo referido parece dela Citada Consulta, y Real Ressolucion de S.M. que original por aora queda en mi poder para passar al archivo del Conssº. Y para que Conste en Conformidad de lo mandado por los sres. deel, en el decreto qe se Cita al principio lo firmé en Madrid á seis de Abril de mill setecientos y quarenta y ocho: [Firmado] Dn. Miguel Fernández Munilla [Rúbrica]”. (Archivo Municipal de Betanzos. Caja 4, documentos sueltos sin catalogar).

    Por supuesto sería nombrado Corregidor de la ciudad de Betanzos y su Tierra, el citado don Juan Clemente de Neira y Ron, a quien sucedería don Francisco Javier González de Estrada, y a continuación el Rey Fernando VI, desde el Buen Retiro el 14 de septiembre de 1751 nombraba a don Francisco Alvaro Pasarin y Llamas, con el compromiso de “…que para el dia Veinte de Octubre de este año aya tomado posesion de este oficio y no lo haviendo desde luego quede baco y se me consulte para bolberle a proveer sin hacerle otro apercevimiento alguno…” (Archivo del autor. Documentos de familia, siglo XVIII).

    El citado don Francisco Alvaro Pasarin y Llamas, abogado de los Reales Consejos, casó con doña Benita Cortiñela Villar de Castro, quienes procrearon a doña Rosalía Pasarin, que contrajo matrimonio con don Manuel de la Sierra, Teniente Coronel del Regimiento Provincial de Tuy, hijo de don Juan Manuel de la Sierra y de doña Cayetana Florentina de Lamas y Segade, de la Casa de Teixín, quienes tuvieron otro hijo llamado don Antonio Fernando de la Sierra. Doña Rosalía y don Manuel, fueron padres de don Manuel María de la Sierra Pasarin, que casó con doña Teresa Teijeiro, hija de don Jacobo Teijeiro Puga, Regente de la Real Audiencia de Oviedo, y de doña Teresa de la Cuadra, quienes tuvieron a don Manuel de la Sierra Teixeiro, que casó con doña Vicenta García Varela, hija del abogado don José García y de doña Ramona Varela, dueños del pazo de Pousada. Don Manuel y doña Vicenta, criaron a cinco hijos, la primera llamada doña María de la Sierra casó con don Vicente Valcárcel, cuyo hijo don José Vicente Valcárcel de la Sierra, casó con nuestra parienta doña Enriqueta Núñez Piroto, hija del banquero de Betanzos don Antonio Núñez Taboada y de su mujer doña Enriqueta Piroto Duarte, fallecidos sin descendencia en La Coruña, quienes tuvieron además a don Antonio, don José, don Enrique, fallecido célibe el 17 de enero de 1890, y doña Ercilia Núñez Piroto; la segunda doña Teresa de la Sierra casó con don Eulogio Losada; la tercera doña Dolores; la cuarta doña Mercedes que casó con don Manuel Montero, y la quinta y última doña Ascensión.

    Histórico documento que sacamos a la luz para conocimiento general y en particular de los vecinos de Betanzos, que patentiza el Real aprecio mostrado por La Corona hacia nuestra ciudad y su Tierra, al otorgarle Corregidor exclusivo para ejercer en ella durante todo el año, un gran avance y privilegio dentro del enrevesado sistema gubernativo del Antiguo Régimen, aunque con todo merecimiento por tratarse de “…Una Çiudad del Rey…” (Ibídem. Sesión municipal del 4 de febrero de 1702).