• Arbitraje de La Coruña y Betanzos para el ámbar gris hallado en Cayón en 1587

    15 agosto 2018 • Blog

    Es de general conocimiento que el ámbar gris procede de la secreción biliar del cachalote, por lo que su localización suele ser producto del azar y por tanto de gran escasez y rareza, lo que se traduce en el desorbitado precio que llega a alcanzar en el mercado y en consecuencia que muchos afortunados que se topan con este raro residuo abdominal del cetáceo se hagan ricos en proporción al peso del hallazgo.

    En la entrada del 16 de marzo de 2014 dedicada a La pesca de la ballena por los vascos en Cayón en 1563, damos cuenta de la gran importancia de la costera de los cetáceos pisciformes en temporada de invierno, sobre todo desde los meses de noviembre a febrero que era la época en que se aproximaban a nuestras aguas. Durante este acercamiento era cuando se producía esta evacuación de los cachalotes y materia que se encuentra bien flotando en el mar o en las playas y ensenadas de la costa.

    En el último tercio del siglo XVI una moza soltera menor de edad, por no haber cumplido los veinticinco años, de nombre María Pereira de Tojo hija de Pedro Tojo, vecinos de la villa de Cayón, encontró “… en la costa de la mar dela dha Villa de cayon…” nada menos que catorce libras de ámbar gris, con una valoración de trescientos ducados de oro cada libra, todo un fortunón. Informado el mercader Agustín Garrido de semejante hallazgo se puso de acuerdo con el padre de la muchacha para adquirir el tesoro, y compartirlo con Fernando de Cancelo, Juan Catoira y Miguel Rajo, todos vecinos de la misma.

    En el entretanto tiene lugar el matrimonio del mercader Antonio López de Hiebra (Yebra), vecino asimismo de Cayón, con la afortunada María Pereira, quien entiende que se trató de una transacción engañosa y en perjuicio de su mujer, por lo que procede a reclamar al mencionado Agustín Garrido, a su mujer Beatriz de Castro y a Claudia su hija, una compensación por la diferencia que considera se le pagó de menos,  bajo la intimidación de que en caso de no efectuarlo recurrirá a los tribunales.

    Esta engorrosa situación la solventaron mediante escritura de compromiso formalizada en el lugar de Crendes, el 19 de enero de 1587, por ante el escribano Juan Pérez Álvarez del número de Betanzos, en la que hacen constar “…E por que los fines de los Pleitos son dudosos e peligrosos e muy costososos (sic) por nos quitar y ebitar dellos somos convenidos e concertados de nos conprometer con la dhas dudas deferencia En manos E poder de Jueces arbitros…”. Por parte del reclamante se nombra como su mediador a Gómez Fernández Catoira, Regidor de La Coruña, y por parte del mercader Agustín Garrido al bachiller Jácome Cortés, Teniente de Corregidor de Betanzos, el primero con casa inmediata a las Reales Casas Consistoriales de dicha ciudad de Betanzos y con propiedades en la feligresía de San Pedro de Crendes, que todavía conservan sus sucesores, y el segundo con domicilio en esta última ciudad  y poseedor del lugar de Vilademeus en la parroquia de Santa María de Souto, entre otras muchas posesiones.

    Se entiende que los citados jueces ya estaban al tanto del problema existente entre ambos mercaderes, de atenernos al hecho de que el mismo día emiten la sentencia arbitral, en la que determinan que el adquirente Agustín Garrido le tendrá que abonar al reclamante Antonio López ciento setenta ducados de oro en dos plazos, y que éste último pueda demandar “…qualquier quantidad que del dho anbar ayan tomado y llebado quales quier vecinos de la dha Villa de callon…”, en clara referencia a los otros tres vecinos que habían negociado con Pedro Tojo (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 11, folio 3, del escribano Juan Pérez Álvarez, del número de Betanzos).

    Acto seguido el mercader Antonio López de Hiebra se obliga por si y por su mujer ausente ante el mismo escribano, fecha y lugar, de que no irá ni demandará cosa alguna al mercader Agustín Garrido, su mujer e hija en razón del ámbar que “…ayan tomado y llevado…” y escritura con la que se da por concluido el proceso.

    Para mayor concreción y conocimiento documental, presentamos seguidamente tres apéndices con la transcripción de las partes más relevantes de los escrituras públicas formalizadas:

    Descargar apéndices de 'Arbitraje de La Coruña y Betanzos para el ámbar gris hallado en Cayón en 1587' en PDF Descargar apéndices