• Adenda a La elaboración del chocolate en Betanzos (V)

    7 noviembre 2020 • Blog

    El chocolate se podía adquirir en los propios obradores de los chocolateros, en las escasas confiterías-pastelerías y posteriormente también en los principales ultramarinos de la población. En el último tercio del siglo XIX se instala la primera tienda exclusiva para la venta de chocolate en el bajo de la casa señalada con el número 23 de la calle de la Plaza, por Manuela Teijido Capelán, en régimen de alquiler de doña Visitación Camposa Vía, casada con don José Pato García, y de su sobrina e hijastra doña Clotilde Pedreira Camposa,  edificio que contaba con soportales con columnas de madera, que sostenían dos pisos y el segundo provisto de galería.

    Anuncio del programa de fiestas de 1934, con oferta de chocolates elaborados a brazo. Archivo del autor.

    La mencionada inquilina Manuela Teijido, viuda, era natural de La Coruña, y regentaba el horno de la Fuente de Unta en 1880, según hemos tratado en nuestro trabajo Los antiguos hornos y tahonas de Betanzos (Publicado en el programa oficial de festejos 2014 y en separata por el ayuntamiento de Betanzos, consultable en esta web), y habitaba en la calle de las Monjas número 26, en compañía de Alberto Rodríguez Velo, natural de Cós, ayuntamiento de Abegondo, quienes en 1889 figuran en el padrón de habitantes con 49 y 30 años de edad respectivamente, y este último posiblemente a su servicio.

    Con fecha 24 de marzo de 1884, Manuela Teijido presenta una instancia en el ayuntamiento en la que ruega se libre la obstrucción que padece el frontis del establecimiento que regenta, y asunto sobre el que se trata el mismo día en la sesión ordinaria que celebra el ayuntamiento, bajo la presidencia del alcalde don Manuel Sánchez Cordero, en la manera siguiente:

    «… Diose cuenta de una solicitud suscrita en el día de hoy por Manuela Teigido (sic) Capelán vecina de esta Ciudad, por la cual suplica a la Corporación acuerde y dé órdenes oportunas para que las panaderas que diariamente colocan puestos ambulantes frente a la puerta y mostrador de la casa y tienda de Doña Visitación Camposa, viuda de Pedreira sita en la calle de la Plaza de esta Ciudad en donde ella tiene establecido su comercio para la venta de chocolate, dégen (sic) libre y espedito el paso para el mismo, por cuanto lo tienen obstruido casi por completo, causandole con este motivo graves perjuicios; y el Ayuntamiento enterado, acuerda que dicha solicitud pase a la comisión correspondiente, a fin de que informe lo que le parezca mas justo y conveniente en orden al particular…» (Archivo Municipal de Betanzos, Caja 32, sin catalogar).

    No responde de inmediato la municipalidad, habida cuenta de que el siguiente 20 de mayo el señalado don José Pato García, en nombre de su mujer doña Visitación y de doña Clotilde, solicita licencia de obras en el ayuntamiento para sustituir los postes de madera de los soportales por otras más consistentes, y oportunidad que aprovecha la Ciudad para proceder a su expropiación y derribo con el fin de continuar el ensanche de dicha calle de la Plaza, como así se hizo.