• Accidentado fogueo en las Vísperas del Carmen de S. Juan de Paderne en 1796

    30 noviembre 2018 • Blog

    Desde tiempo inmemorial y hasta el año 2015 se vinieron celebrando las fiestas de la Virgen del Carmen en la parroquia de San Juan de Paderne, y conmemoración del día de la patrona de los marineros que no siempre coincidía con el dieciséis de Julio según se mantiene en el santoral, puesto que el 23 de julio de 1796 tenían lugar los actos de las Vísperas en dicha feligresía, perteneciente a la Jurisdicción Real de la ciudad de Betanzos, con los consiguientes festejos públicos en los que participaban además de los vecinos otras gentes del contorno, para contribuir al ensalzamiento y magnificencia de tan señalada festividad de las Mariñas de Betanzos.

    Entre los “… bailes y otras diversiones licitas…” que tuvieron lugar en la señalada fecha, se cumplió con la tradicional costumbre de acercarse a la casa del mayordomo para participar en el fogueo que efectuaban a su puerta y a los bailes y diversiones que le proseguían. En dicha ocasión y como casual disparo de una escopeta que según parece portaba Antonio Amado resultó herido en la pierna derecha Manuel de Outeiro, vecinos de Caraña de Arriba y del lugar de Brage respectivamente, en la feligresía de San Martín de Tiobre y con derecho de ciudadanía en la inmediata ciudad de Betanzos (Vid. Los habitantes de Tiobre, vecinos de Betanzos, publicado en el periódico Betanzos e a súa Comarca del 1º de febrero de 2005, página 30). Las nefastas consecuencias de dicho accidente motivaron la exigencia de reparación al supuesto propietario del arma, y responsabilidad que debido a su minoría de edad tendría que asumir su progenitor.

    Para liberarse de las cargas y gravámenes que todo pleito conlleva y por entender que más vale un mal arreglo que un buen juicio, se convinieron sus padres Pascual Amado y Ramón de Outeiro a formalizar la reparación del daño causado por ante escribano, en la manera siguiente:

    ” En la Ciudad de Betanzos a veinte y quatro dias del mes de Julio de mil setecientos noventa y seis ante mi Escrivano y testigos, parecieron presentes de una pte (parte). Pasqual Amado Labrador y vecino de la fra (feligresía) de Sn Martin de Tiobre y lugar de caraña de arriba de ella, y Antonio Amado su Hijo que vive soltero en su compañia, y de la otra Ramon de Outeiro Vecino del lugar de Brage de dha fra de Tiobre, y el Antonio con licencia que pidio al Pasqual su Padre para otorgar lo que se expresará, qn se la fió y aquel acetó confesando ser de edad de diez y nuebe años poco mas o menos de que doy fee, y usando de dha licencia dijo que por quanto el día de ayer se celebraron visperas de la funcion de Nuestra Señora Del Carmen que se reservó para hoy en la fra De Sn. Juan de Paderne, y se acostumbra juntarse gentes la Vispera ala puerta De Casa de habitaon (habitación) del Mayordomo que lo es Josef Gomez donde se hacen bailes y otras diversiones licitas, tambien concurrió el qe dice con una Escopeta como otros Mozos que acostumbran dispararlas al aire con solo polvora y taco y estando sentado a la izquierda de Manl de Outeiro Hijo del Ramon se disparó una Escopeta sin saverse como contra la pierna derecha del Manuel de Outeiro por la pte. (parte) interior de que resultó herido Y de que se halla en cama asistido de Cirujano, y como el Ramon su Pe (Padre) procurase averiguar el asumpto parece tubo informes que fuera la Escopeta del que dice quando es muy mala que no da fuego a disparar sino qe se le pegue con un tizon por lo que intentaba el Ramon de Outeiro dar querella Criminal y no obstante de no haber disparado dha Escopeta ni poder afirmar como ha sido tal disgracia afin de oviar gastos mayores perdida de tpo (tiempo) y otros inconvenientes, reservando de averiguado mas a fondo el caso reclamar contra quien deva, por el tenor de la presente vajo la licencia de dho su Padre se obliga con su Pnª (persona) y vienes que tiene heredados de su Me (madre) y mas que heredare de pagar la Cura de Manuel de Outeiro, asistencia de Cirujano, y Medicinas con lo mas que para ello sea preciso, dar la precisa asistencia al herido, y pagarle los dias de Trabajo interin no pueda hacerlo con perfecta sanidad a que sugeta dha su persona y vienes, y ala paga de Costas y gastos, que se causaren como tambien dho Pasqual se obliga en la mª (misma) forma de cumplir con lo a que ba obligado su hijo por quenta de sus vienes sin faltar a cosa alguna; y el Ramon de Outeiro enterado de todo lo narrado usando de benignidad, y oviando mayores gastos al Antonio Amado, y su Pe (Padre) conviene en dho allanamtº…[Firmado]. Ramon de Outeiro, Jacobo do Pico, Agustin Amado. [Rúbricas]. Paso ante mi. [Firmado]. Joaquin de Espiñeira Aguiar. [Rúbrica].”. (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 2.334, folio 101, del escribano Joaquín de Espiñeira y Aguiar del número de Betanzos).

    En las armas antiguas de antecarga el taco servía para separar la munición de la pólvora, que por lo general únicamente podía provocar lesiones en disparos a bocajarro e impacto que afectaba a las partes sensibles como si fuera un proyectil, tal como le aconteció al infortunado Manuel de Outeiro en las vísperas del Carmen de San Juan de Paderne.